Entrevista al CEO de Galpagro

Francisco Gálvez: “La modernización de la agricultura está empezando”

  • La tradición es, a veces, el freno en el cambio que ya ha empezado a dar el sector agrario andaluz, en el que la alianza entre Administración-Empresa y Universidad obra como el impulso necesario, a juicio del experto.

Francisco Gálvez en una conferencia. Francisco Gálvez en una conferencia.

Francisco Gálvez en una conferencia.

Juega en la línea de vanguardia de la agricultura, manejando soluciones que hasta hace muy poco podrían parecer ciencia ficción; es Galpagro. Se trata de una empresa familiar que se ha aliado con las universidades de la región para probar las propuestas de su departamento de I+D+i también en el campo andaluz. El CEO de la empresa, que distribuye productos agroquímicos, fertilizantes y fitosanitarios, además de ofrecer asesoramiento técnico, dispone de una tribuna excepcional para valorar en qué momento se encuentra la agricultura andaluza, cuáles son sus carencias y sus retos y en esta entrevista lo cuenta.

–¿En qué momento de modernización diría que se encuentra la agricultura andaluza?

–Empezando. Es uno de los sectores que avanza más despacio. Aunque a su vez es de los más seguros y con más oportunidades. En este aspecto Europa y las empresas y universidades que lideramos la modernización de la agricultura ejercemos un papel clave. Se ha creado una alianza: Administración-Empresa-Universidad que lo está cambiando todo. Una transferencia de conocimientos entre todos nunca visto. Prueba de ello son los nuevos Master de la Universidad de Córdoba y Sevilla sobre transformación digital del sector agroalimentario que comienzan este año, en el cual estamos todos implicados y creará un nuevo concepto de ingeniero agrónomo necesario para llevar a cabo esta modernización.

–¿Qué la frena?

–La tradición. Aún hoy en día te encuentras con agricultores que basan sus prácticas en lo que hace el vecino. Necesitamos gente joven con ideas nuevas y ganas de emprender. Animo a este perfil de personas que se involucren en este sector. Hay mucho por hacer y una infinidad de oportunidades.

Francisco Gálvez. Francisco Gálvez.

Francisco Gálvez.

–Galpagro lidera un proyecto de prevención de la Xylella en el olivar, ¿puede explicar en qué consiste?

–Este proyecto ya no es sólo un proyecto europeo sobre Xylella Fastidiosa, es un ejemplo de unión en la agricultura. Nos hemos unido empresas, centros de investigación y universidades de tres países distintos, para que juntos podamos buscar una solución al problema. El proyecto consiste en encontrar una variedad que sea lo más resistente posible a la Xylella Fastidiosa a través de un programa de mejora genética desarrollada por la Universidad de Córdoba. Además del uso de prácticas sostenibles que puedan ayudarnos a frenar la propagación de dicha enfermedad.

–Tienen un proyecto para poner en valor la agricultura hidrosostenible. ¿En qué consiste?

–Es uno de los proyectos más ambiciosos que tiene nuestro departamento de I+D+i. Consiste en disminuir el consumo de agua sin perder producción, aumentando la calidad del producto final y reduciendo el impacto medio ambiental. Como sabemos todos, el agua es un recurso limitado, por eso debemos usarlo de una manera eficiente, además podemos conseguir que la explotación agrícola con este protocolo sea más rentable. “HidroSOStenible” lo estamos llevando a cabo junto a la Universidad de Sevilla y la Universidad Miguel Hernández de Elche, y con unos resultados muy prometedores. Este protocolo lo estamos desarrollando apoyándonos en Big Data y Tecnología aplicada a la Agricultura.

El CEO de Galpagro en una de sus ponencias El CEO de Galpagro en una de sus ponencias

El CEO de Galpagro en una de sus ponencias

–Hay grandes expectativas sobre el cultivo del almendro en Andalucía. ¿Qué futuro augura al sector?

–Efectivamente, el almendro nos parece un cultivo con grandes posibilidades en Andalucía. Una alternativa rentable y con gran recorrido. Este cultivo en los últimos años ha sufrido variaciones importantes en el precio del producto, aunque pensamos que los próximos años se dará una situación de más estabilidad. Andalucía es un lugar ideal para desarrollar este cultivo.

–En olivar ¿observa una tendencia de transformación hacia formas de cultivo más rentables y productivas como pueden ser en superintensivo?

–Cómo todo en la vida se trata de simple evolución. Estamos ante un nuevo modelo de plantaciones de olivar, más rentable, más mecanizado y más eficiente. Éste es el futuro. Necesitamos producir más con menos y de una manera más sostenible, y con este sistema, al que nos gusta catalogar como “High Production System”, es posible. Además en los últimos años hemos demostrado que este sistema se adapta también a explotaciones agrícolas en secano, lo que provoca que tengamos más campo donde avanzar.

Gálvez dictando una conferencia. Gálvez dictando una conferencia.

Gálvez dictando una conferencia.

–¿Existen alternativas al olivar o al almendro en Andalucía?

–Sí, existen cultivos que también se están adaptando a este tipo de prácticas más eficientes. Cómo el caso de los cítricos, se está avanzando mucho en la creación de nuevas variedades para mejorar la productividad y la mecanización del cultivo. Los frutos secos también están experimentando esta evolución, se encuentra en una fase aún “experimental” aunque los resultados que estamos obteniendo son bastante buenos y en unos años podremos encontrar cosas realmente interesantes.

–¿Ven un futuro cercano para la agricultura vertical?

–Ya sabemos que estamos ante el mayor reto de la humanidad. Tenemos que producir alimentos para más personas, con menos recursos disponibles y asegurar el planeta a las futuras generaciones. Este tipo de agricultura puede ser algo muy interesante. Nosotros ya hemos empezado a realizar ensayos, y muchos países lo están empezando a integrar como una práctica habitual en su día a día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios