Entrevista al presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos y Agrícolas de Andalucía Occidental

Antonio Vergel: “Buscamos que la sociedad valore el esfuerzo del agricultor”

  • Entre el 23 y el 25 de enero se celebra en Sevilla la XV edición del Symposium de Sanidad Vegetal que organiza el Coitand.

Antonio Vergel, presidente del Coitand. Antonio Vergel, presidente del Coitand.

Antonio Vergel, presidente del Coitand.

El symposium que organiza en Sevilla el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental (Coitand) de forma bienal, celebra en enero de 2019 su XV edición, consolidado ya como una cita obligada para el sector. En los tres días de duración, del 23 al 25 de enero, se sucederán ponencias de alto nivel, al tiempo que las empresas del sector mostrarán sus últimas novedades en la zona expositiva. Allí se hablará de enfermedades, seguridad alimentaria, legislación y nuevas tecnologías, entre otras cuestiones. El presidente del Coitand lo explica en esta entrevista.

–El Symposium de Sanidad Vegetal está ya calentando motores, ¿cómo se enfrenta a la 15 edición?

–Con mucha ilusión y ganas, pero siempre con el objetivo de seguir siendo uno de los foros más importantes de la Sanidad Vegetal en España. Nuestro interés actual, está centrado en que se cumplan nuestros objetivos en el symposium y espero que así sea. Pero nuestro mayor interés es que la sociedad en general valore el esfuerzo de los agricultores y los profesionales del sector, para que puedan proveerse de alimentos seguros y con garantías que beneficien su alimentación y salud.

–Este año cambia de ubicación ¿no?

–Así es. Algunos problemas logísticos en nuestra anterior sede, nos han obligado a este cambio de ubicación, al Hotel Meliá Sevilla. La reinvención siempre es buena y creo que te ayuda a mejorar.

–Además de la sede ¿qué novedades en cuanto a la organización puede destacarnos?

–La nueva ubicación de stands; se ha intentado crear nuevos espacios más confortables y de negocios, pero continuando con el mismo formato tradicional de ponencias magistrales y comerciales, que nos han llevado hasta aquí.

–¿Qué número de asistentes se esperan? ¿Y de empresas?

–Como organizadores, el objetivo es continuar con el mismo número de asistentes de las ediciones anteriores sobre 700, a ello hay que sumar los más de 300 asistentes invitados por las distintas empresas que asisten a la presentación de sus novedades. Es un formato a la carta y a las necesidades del sector y de las empresas. Actualmente hay muchas solicitudes de stands, algo que es de agradecer, pero solo podemos dar cobertura a 25. Con respecto a las ponencias comerciales hay también mucha demanda, pero solo puede haber 10. Hay momentos que se están celebrando 3 ponencias a la vez, una en el salón principal y dos en otros salones paralelos. Siempre te quedas con la duda si debemos ampliar, ya que hay demanda, pero queremos tener los pies en el suelo.

"El symposium es una plataforma de intercambio de transferencia de conocimientos"

–¿Por qué cree que despierta tanta expectación el symposium?

–Quizás sea el lugar ideal donde empresas y profesionales pueden intercambiar opiniones y objetivos. Si a ello le unes un programa atractivo, llegas a crear una plataforma de intercambio de transferencia de conocimientos adecuada. Este fue siempre fue nuestro objetivo desde 1984.

–¿Qué novedades hay respecto a la Xylella?

–Pienso que hay avances y estudios, y mucha investigación para conocer lo que se nos puede venir encima. Pero hay que estar tranquilos y vigilantes. Conocemos cómo se propaga y sus vectores y, como no, la Xylella está aquí y vino para quedarse, al igual que está en otros países. Si hacemos las cosas adecuadas el problema quedará latente. Hay que ser consciente de que cada vez que algún productor compra una planta sin pasaporte fitosanitario o un ciudadano o empresa mueve una planta de un país a otro, aunque le parezca una tontería, puede crear un problema. Ejemplos tenemos.

–¿Qué ponencias o paneles destacaría en esta edición?

–Yo creo que todas son importantes, cada una de ellas ofrece información y solución a una circunstancia y problema determinado. Hablaremos durante los dos primeros días, de nuevas normativas y evolución de cada una de ellas, beneficios de los fitosanitarios a la producción agrícola y al PIB, resistencias a fitosanitarios, nuevas tecnologías, transformación digital y nuevas soluciones. El último día lo dedicaremos a algo que creemos fundamental como la importancia de la sanidad vegetal y los fitosanitarios a la seguridad alimentaria: ¡Ciencia o mitos y populismo! Todo ello unido a las presentaciones, avances y soluciones de las empresas fabricantes de productos de sanidad vegetal.

Compromiso institucional

–¿Se mantiene el compromiso de colaboración de las administraciones regional y central con el symposium?

–Sí, y debemos ser agradecidos, no siempre el aporte económico es el adecuado a las necesidades, aunque sí nos ayudan y mucho. La administración y el sector deben estar unidos para conseguir los objetivos. En nuestro Colegio y como profesionales eficientes, somos conscientes que el esfuerzo de muchos de nosotros y con el apoyo de las administraciones hacen que los symposium sean como son actualmente.

–Cree que va a servir de escenario para el lanzamiento en primicia de nuevos fitosanitarios ¿no?

–Muchas compañías aprovechan nuestro symposium para presentar sus novedades, e incluso algunas lo han aprovechado para la presentación de la nueva compañía después de una fusión. Para nosotros esto es un orgullo y nos llena de satisfacción.

"Las nuevas tecnologías se dirigen hacia la inteligencia artificial"

–Las nuevas tecnologías van a ocupar un papel importante en el desarrollo de las sesiones de trabajo ¿Hacia dónde se dirigen?

–Hacia la inteligencia artificial, al uso de nuevas herramientas informáticas y tecnológicas, como el apoyo al agricultor y al profesional en su toma de decisiones. Todo ello enfocado a producir cultivos rentables con garantías de calidad y seguridad alimentaria.

–En cuanto al cambio climático, también se va a tratar su afección a los fitosanitarios. ¿Influye tanto?

–Buena y difícil pregunta. El cambio climático existe y afectará a plagas y enfermedades. Su comportamiento será diferente; quizás las plagas y enfermedades actuales no sean las del futuro. Para eso están los profesionales, para minimizar el cambio.

"La agricultura en España y Andalucía es garantía en producción y seguridad alimentaria"

–¿Se hace en Andalucía un buen uso de los fitosanitarios?

–Más de lo que los consumidores se imaginan. La agricultura está muy profesionalizada.

–¿Diría que la agricultura andaluza se hace con garantías, desde el punto de vista fitosanitario?

–Mi opinión es que sí, la agricultura se hace con bastantes garantías y seguridad alimentaria. El agricultor es asesorado cada vez más por un técnico, es consciente que este es el camino. No sólo ahora, sino desde hace tiempo. La agricultura en España y Andalucía es garantía en producción y seguridad alimentaria.

–¿Cree que los consumidores tienen una percepción real de cómo afectan los fitosanitarios a los alimentos?

–El consumidor no es consciente del esfuerzo del agricultor en las garantías alimentarias y seguridad de los productos agrícolas. Eso se vende mal al consumidor final. Igual que el médico recomienda un tratamiento farmacéutico, el ingeniero en sanidad vegetal es el profesional que debe recomendar el tratamiento fitosanitario adecuado.

–¿Cuál es el papel del técnico agrícola en las explotaciones?

–El ingeniero agrícola es el responsable de la gestión integrada de plagas y de su asesoramiento. Todo ello para conseguir un uso sostenible de productos fitosanitarios, que las producciones sean de calidad y tengan la seguridad alimentaria adecuada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios