francisco castilla. CEO de aloegades

"El consumidor ya sabe que quiere una alimentación sana"

  • Aloegades ha conseguido el tercer premio Nacional Joven Agricultor 2017, que concede Asaja para reconocer un proyecto de agricultura sostenible

Francisco Castilla apuesta por desarrollar cultivos alternativos para hacer una agricultura respetuosa con el medio. Francisco Castilla apuesta por desarrollar cultivos alternativos para hacer una agricultura respetuosa con el medio.

Francisco Castilla apuesta por desarrollar cultivos alternativos para hacer una agricultura respetuosa con el medio. / M. G.

El propósito de Francisco Castilla es consolidar Aloegades como una marca de referencia de productos de aloe vera en el mercado. Y para ello le viene de perlas el empujón que supone el Premio de Asaja como "mejor proyecto de agricultura sostenible". Seguir trabajando es la clave y la previsión es crear tres productos nuevos de cosmética para lanzarlos al mercado en diciembre.

-Enhorabuena por la distinción que ha recibido. ¿Qué supone recibir el Tercer Premio Nacional Joven Agricultor de Asaja?

-Muchas gracias. El premio supone un reconocimiento muy importante para mí por la labor que desempeño en este proyecto. En concreto, el tercer premio reconoce la modalidad de agricultura sostenible, lo cual resalta la importancia y la valoración de las organizaciones que premian a los agricultores comprometidos con el medio ambiente.

"Nos falta canalizar nuestra oferta, organizarnos en la comercialización para ser más competitivos

-¿Cómo y cuándo comienza su interés por el aloe vera y cuándo empieza a cultivar?

-Fue a raíz de quedarme en paro. He ejercido mi vida laboral como delineante y vi la oportunidad de revertir mi situación comenzando a coger el testigo familiar (agricultura) y ver la posibilidad de dar un pasito diferente probando con cultivos alternativos, ya que aunque pueden ser más arriesgados debido a la dificultad de poner estos productos en el mercado, también son más rentables que los cultivos tradicionales. Buscando por internet información, viendo programas televisivos de agricultura y asistiendo a jornadas sobre cultivos, aprecié el cambio generacional que se está dando y me convencí de dar este paso. Entre otros cultivos, el aloe vera fue uno de esos cultivos que me atrajo y en octubre de 2013 nació Aloegades.

-¿Empieza a comercializarlo de forma directa desde el principio?

-Es a partir del segundo año de cultivo cuando se empieza a recolectar. Recolectamos dos veces al año y gran parte de la producción se la lleva la industria para sus usos tanto en cosmética como en alimentación. Una parte de nuestra producción se destina a nuestros propios productos.

-¿En qué se diferencia el aloe vera ecológico del que no lo es?

-El cultivo ecológico es aquél que sigue un proceso de producción respetuoso con el medio ambiente. Mi cultivo está certificado por medio de la certificadora CAAE. Este certificado garantiza que se emplean las mejores prácticas medioambientales, preservando al máximo los recursos naturales, sin dañar nuestro ecosistema, que es muy importante para que el ciclo de la naturaleza se lleve a cabo y aplicando normas exigentes sobre bienestar animal y vegetal. Por ello, utilizamos productos naturales para abonar la tierra y tratamos la tierra contra posibles enfermedades por medio de concentrados de plantas. Al final obtenemos un producto sin residuos en el cultivo y en los productos que elaboramos. Ahora el consumidor está mejor informado y es más consciente de lo importante que es llevar una alimentación sana. Igualmente en cosmética debemos pensar qué nos ponemos en la piel, ya que nuestro organismo también se alimenta a través de la piel de los productos que nos echamos en ella.

-¿Qué superficie tiene sembrada? ¿Tiene planes de aumentarla?

-Comencé con una superficie de 14.000 metros cuadrados. Que albergan unas 8.000 plantas y en estos meses vamos a plantar 6.000 metros cuadrados más.

-¿Cómo fabrica sus productos? ¿Quién colabora con Aloegades para ello?

"Se está produciendo un cambio generacional en el campo y los jóvenes hacen cosas nuevas"

-La trazabilidad del producto responde desde su cultivo en nuestro campo del ingrediente estrella, el aloe vera. Una vez recolectado se manda a una industria colaboradora que se encarga de extraer el gel interno de la planta. Este gel lo mandamos a un laboratorio local que colabora igualmente con Aloegades para elaborar los productos de nuestra marca. Este proceso está totalmente supervisado y se llevan a cabo las directrices que marcamos, para que nuestros productos sean naturales y de gran calidad.

-¿Cómo marcha la venta por internet y la venta directa?

-Es un proceso lento en el que se debe ser constante. Se está llevando a cabo un buen trabajo en internet por medio de las redes sociales, la web y otras acciones de promoción vía internet que, poco a poco, está dando mejores resultados. Nuestros productos no sólo se venden en nuestra tienda on line, sino que hay ya varias tiendas que disponen de ellos e incluso plataformas como Amazon. Directamente vendemos a tiendas físicas especializadas como herbolarios, farmacias y tiendas ecológicas y naturales.

-¿Distribuyen también a través de alguna empresa o cooperativa comercializadora?

-Empecé presentándome a las tiendas de la zona de Cádiz para comenzar a vender y actualmente estos primeros clientes los atiendo yo directamente para enriquecerme de las opiniones de los clientes y las tiendas. Ellos son una fuente de información principal para que Aloegades siga un camino u otro. Para mí, todos formamos parte de Aloegades y cada uno aporta su granito de arena para que sigamos por el camino que llevamos. Por otro lado, el resto de la comercialización se está empezando a llevar a cabo por medio de distribuidoras y comerciales, y poco a poco estamos avanzando en diferentes mercados.

-Está centrado en el aloe vera, ¿pero piensa ampliar e introducir nuevos cultivos?

"Vendemos en la tienda 'on line', en tiendas físicas y a través de plataformas como Amazon"

-He seguido el testigo familiar manteniendo los cultivos que llevaban a cabo mi familia, pero estoy más centrado en el aloe vera y sí es verdad que me gusta la idea de cultivar otras cosas, pero por ahora necesito dedicarle mucho tiempo a este proyecto. Pertenezco a un grupo de amigos agricultores de la zona que apuestan por cultivos alternativos como la stevia, moringa, etc., Espero que proliferemos y enriquezcamos nuestra región con una agricultura más competitiva y respetuosa con el medio ambiente.

-Explota la finca familiar Las Anderas en Arcos de la Frontera, ¿a qué se dedicaban antes estas tierras?

-En la finca tenemos olivar y cultivamos cereales y girasol. El aloe vera ocupa un espacio dentro de esta finca.

-¿Es rentable el aloe vera?

-En comparación con otros cultivos se puede decir que es rentable, pero he de reseñar que muchos compañeros se han quedado en el camino. Llegar al comprador no es fácil y se necesita mantener el cultivo varios años sin obtener beneficios. Pero carecemos aún de herramientas más avanzadas que nos permitan unificar y comercializar nuestras producciones conjuntamente entre los productores de nuestra región, para conseguir demandas más importantes del aloe vera que producimos.

-Parece que ahora hay un boom en el cultivo del aloe vera. ¿Cree que se va a llegar a saturar el mercado?

-Creo que se está produciendo un cambio generacional en el campo bastante palpable y los jóvenes agricultores están apostando por introducir otros cultivos y hacer cosas nuevas, lo cual es bueno. La demanda existente de aloe vera en Europa es bastante mayor que la oferta hoy día, pero en mi opinión nos falta canalizar nuestra oferta y organizarnos conjuntamente de cara a la comercialización, para ser más competitivos y crecer de una forma más sostenible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios