Alcalá de Guadaíra

La Alcalá del XIX, en los diccionarios geográficos

  • La novena publicación de la colección 'Paisajes con letras' analiza los datos sobre el municipio que se recogen en esos volúmenes

  • El autor es Marcos Fernández, que ha recopilado citas de siete libros que están en el Archivo Municipal de Sevilla

Un momento de la presentación de este nuevo título de 'Paisajes con letras'. Un momento de la presentación de este nuevo título de 'Paisajes con letras'.

Un momento de la presentación de este nuevo título de 'Paisajes con letras'. / D. S.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha presentado el noveno número de la colección Paisajes con letras, que tiene como objetivo difundir aspectos de la historia y el patrimonio de la ciudad. En esta ocasión el libro lleva por título Alcalá de Guadaíra en los diccionarios geográficos del siglo XIX. La obra a la que ha dado forma Marcos Fernández Gómez es un compendio de las citas sobre Alcalá realizadas en siete diccionarios geográficos y estadísticos en el siglo XIX.

La presentación de la obra se realizó en el Museo de la Ciudad con el fondo de la exposición del artista José Martínez Recacha. La delegada de Patrimonio, María de los Ángeles Ballesteros, destacó el papel divulgador de la obra y de la colección a la que pertenece, al hacer llegar al público aspectos concretos de gran interés sobre la historia de Alcalá.

Según ha destacado el Ayuntamiento en un comunicado, Ballesteros anunció además que el número diez de la colección se presentará el próximo 28 de noviembre y será un estudio sobre la mítica Revista Oromana, que va a sorprender a muchos alcalareños.

En el siglo XIX se realizaron muchas obras que recogían los datos sobre las poblaciones de España. Son el resultado del surgimiento de dos ciencias, la Geografía y la Estadística y de su aplicación en unas obras que tenían una finalidad eminentemente práctica.

En la época que se analiza, el municipio sólo tenía 6.000 habitantes

Como explica el autor del libro, Marcos Fernández, los gobernantes necesitaban tener todos los datos del territorio que controlaban. De estas forma podían conocer datos como la población, necesario para realizar las levas; las infraestructuras existentes o la situación económica claves para aplicar el cobro de impuestos.

Esto dio origen a un tipo de obra novedoso, en el que predominaba la metodología descriptiva y que se han convertido en una gran fuente de información histórica. Marcos Fernández ha recopilados las citas de Alcalá en siete libros de esta tipología que están en el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Sevilla, donde el autor es Jefe del Servicio de Publicaciones, Archivo y Hemeroteca. Obras muy difíciles de encontrar y de las que aquí se reproduce la parte que hace referencia a Alcalá digitalizada y a la vez transcritas a un formato más fácil de leer y consultar.

En conjunto se trata de una descripción muy completa de la Alcalá de mediados del siglo XIX, una fotografía de un momento histórico en el que la ciudad tenía unos 6.000 habitantes y en la que se mezclan datos estadísticos, históricos y científicos con algunas curiosidades, usos y costumbres.

El autor destaca sobre todo la aportación del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, de Pascual Madoz, que en conjunto supuso una obra de gran envergadura y que requirió del trabajo de más de mil personas que recorrieron el país para recoger datos de la gran mayoría de localidades de España.

A Alcalá le dedica un amplio espacio en el que describe desde la fisonomía y la orografía de la ciudad, a la que sitúa enclavada en un lugar singular y muy saludable, lo que explicaría que muchas personas vinieran a veranear en ella o a curarse de alguna dolencia. Se citan los edificios públicos y todos aquellos de especial interés. Se detiene en las parroquias para describirlas y presta especial atención al Castillo como elemento definitorio de la ciudad.

En el terreno económico se describe la importancia de la producción de pan y su función como suministradora del alimento a la capital. También del agua que se bebía en Sevilla. La descripción se detiene incluso en las enfermedades más habituales en los alcalareños entre las que cita aquellas provocadas por el esfuerzo que suponen las labores vinculadas con la panadería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios