Alcalá de Guadaíra

Desarticulado un clan familiar que usaba su casa como punto de venta de drogas en Alcalá de Guadaíra

  • Los cuatro detenidos son un matrimonio de 55 y 54 años y sus dos hijos

  • Durante el registro domiciliario los agentes encontraron un pequeño taller dedicado a la modificación de armas de fuego

Las armas, dinero en efectivo y parte de la droga incautada en los registros. Las armas, dinero en efectivo y parte de la droga incautada en los registros.

Las armas, dinero en efectivo y parte de la droga incautada en los registros. / M. G.

La Policía Nacional han desarticulado en Alcalá de Guadaíra un punto de venta de sustancias estupefacientes a pequeña y mediana escala. En la operación han sido detenidos los cuatro integrantes de un clan familiar, que se dedicaban a la gestión, venta y distribución de la droga utilizando su domicilio ubicado en la zona conocida popularmente en el municipio como los pisos verdes. Durante el registro en la vivienda los agentes encontraron un taller clandestino donde se manipulaban y modificaban armas de fuego, para venderlas en el mercado negro.

Según informa la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició cuando la Policía tuvo conocimiento de la posible reactivación de un punto de venta de drogas que ya fue desarticulado en el año 2018. Con las primeras diligencias comprobaron que efectivamente un domicilio ubicado en el conocido los pisos verdes volvía a señalarse por vender sustancias estupefacientes, reanudando sus moradores este negocio ilícito del tráfico de drogas a pequeña y mediana escala.

Este clan estaba liderado por un matrimonio de 55 y 54 años de edad y sus dos hijos de 28 y 26 años. Una vez conocida su forma de actuar, los agentes iniciaron un dispositivo policial, que se saldó con la detención de sus integrantes y la entrada y registro en la vivienda investigada, desarticulándose así un punto de venta de sustancias estupefacientes, en el que se incautó cocaína en roca, hachís, marihuana y útiles para sus manipulaciones, fabricación y distribución.

También los agentes encontraron en el interior de la vivienda un taller clandestino destinado a la manipulación y modificación de armas de fuego, que posteriormente ponían a la venta en el mercado negro, aprovechando los conocimientos que uno de los detenidos tenía de su antigua profesión, la de armero, donde se localizaron numerosas armas recortadas, pistolas y un revolver.

Esta operación se ha llevado a cabo por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Alcalá de Guadaíra.

La Policía Nacional trabaja para detectar, identificar y detener a personas dedicadas al tráfico de drogas a pequeña y media escala. La ciudadanía también puede colaborar para erradicar estos puntos de pequeño tráfico de droga denunciándolo a través antidroga@policia.es o a través de la página web www.policia.es donde existe un apartado específico al efecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios