Alcalá de Guadaíra

Polémica por las talas en el pinar de Piedra Hincada

  • Medio Ambiente autoriza al propietario a cortar 877 ejemplares, algunos enfermos y otros para clarear la zona 

  • El Ayuntamiento asegura que la cifra se reducirá casi a la mitad tras su mediación

  • Hay convocada una concentración de protesta

El edil de Medio Ambiente, en los pinares de Piedra Hincada. El edil de Medio Ambiente, en los pinares de Piedra Hincada.

El edil de Medio Ambiente, en los pinares de Piedra Hincada. / M. G.

La asociación ecologista Alwadi-ira, integrada en Ecologistas en Acción, ha convocado para el sábado 15 de diciembre (antes no ha podido ser por falta de autorización), una concentración en el pinar de Piedra Hincada, propiedad de un particular, en protesta por la autorización que ha recibido de la Junta para cortar muchos de esos árboles.

La razón que se ha aducido es que están enfermos y que hay que realizar un clareo para que los sanos crezcan mejor, aunque consideran que la cantidad que se ha autorizado a cortar supondrá una pérdida irreparable, en un lugar en el que además del pino mediterráneo crecen orquídeas, higueras y encina y numerosa fauna y es muy visitado por los alcalareños, un histórico "pulmón verde" del municipio. 

Según ha informado Asamblea de Alcalá, los vecinos de la zona de El Cercado, junto al pinar, han elevado un escrito a la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta para intentar pararlo y se han dirigido al edil del Medio Ambiente del Ayuntamiento con el mismo fin, con el temor de que el pinar se termine convirtiendo en otra cosa. 

La zona es muy frecuentada por los alcalareños, un histórico "pulmón verde"

Por su parte, el Ayuntamiento ha informado este miércoles que ya ha mediado el propietario, que se habría comprometido a que, en lugar de los 877 pinos, sean "saneados o podados" sólo los que tienen orugas perforadoras, que son 478.

En un comunicado, el Consistorio destaca que se trata de una finca privada, que tiene todos los permisos pero aún así el edil de Medio Ambiente, Casimiro Pando, ha agradecido la "buena disposición y la sensibilidad del propietario" a la petición municipal.

También ha insistido en que urbanísticamente el terreno está catalogado como Suelo de Interés Forestal por lo que no cabe ni autorización ni intencionalidad alguna de recalificación. También, en que se trata de una medida de protección por parte de los propietarios, "que desean conservar en mejores condiciones las más de 20 hectáreas de pinares de las 70 que tiene toda la finca".

"Los trabajos que se realizarán vendrán a favorecer a todo el pinar que constituye un paisaje de gran valor ecológico, para conseguir evitar al máximo la infección y la pudrición de los árboles que están sanos, eliminar ramas mal situadas, permitir espacios para la formación de árboles que aún están creciendo y mejorar la producción tanto del fruto como la madera", insiste el Consistorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios