Área metropolitana

Las obras de desdoble de la carretera Alcalá-Dos Hermanas están ya al 90%

  • El 29 de julio abrió el nuevo enlace con la autovía de Utrera, una de las actuaciones de mayor envergadura

  • Las obras se intensifican en el tramo más cercano a Dos Hermanas

  • La fecha para terminarlo se mantiene, después de numerosos retrasos, para final de año  

El viceconsejero de Fomento, Jayme Raynaud, durante la visita que ha realizado, este martes, a las obras. El viceconsejero de Fomento, Jayme Raynaud, durante la visita que ha realizado, este martes, a las obras.

El viceconsejero de Fomento, Jayme Raynaud, durante la visita que ha realizado, este martes, a las obras. / M. G.

Las obras de duplicación de la carretera A-392, entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, que acomete la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio a través de la Agencia de Obra Pública, está ejecutada ya al 90%, según ha destacado la Junta tras una visita del viceconsejero, Jaime Raynaud, a la zona.

En concreto, Raynaud ha visitado el nuevo enlace de intersección entre este vial metropolitano y la autovía A-376 (Sevilla-Utrera), que está abierto al tráfico desde el pasado 29 de julio, mejorando así la fluidez de las comunicaciones.

En un comunicado, la Consejería recuerda que las primeras obras para este desdoble se iniciaron en marzo de 2011 y es una "actuación vital" para favorecer el tráfico de vehículos entre los dos principales municipios del área metropolitana tras la capital, beneficiando directamente a más de 200.000 habitantes que suman ambas localidades, caracterizadas también por la localización de numerosas industrias.

Su ejecución se vio interrumpida en 2012, reiniciándose en julio de 2016, si bien no fue hasta febrero del presente año 2019 cuando el nuevo equipo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio desbloqueó su terminación, al resolver las expropiaciones pendientes que impedían la disponibilidad total de los terrenos, posibilitando la ocupación de toda la traza para la culminación de esta actuación.

Esta obra dispone de un presupuesto total de 28,66 millones de euros para un recorrido de 6,1 kilómetros y su puesta en servicio está prevista para el último trimestre de este año.

El nuevo enlace de intersección con la A-376, que sustituye al anterior, demolido a finales de julio, constituye una de las unidades de obra de mayor envergadura, pues posibilita la fluidez en los movimientos de conexión entre dos vías de gran capacidad, la futura A-392 una vez culmine su duplicación de calzada, y la citada Sevilla-Utrera.

Su diseño consiste en una glorieta elevada a partir de dos nuevos viaductos sobre la A-376, que incluye cuatro ramales de conexión a la misma (vías de entrada y salida), así como dos pasos inferiores para uso peatonal.

En el entorno de dicho enlace se localizan importantes equipamientos industriales, así como de ocio y comercial, además de una estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), de manera que había que resolver todos estos movimientos con la mejor definición técnica para favorecer la fluidez en las comunicaciones.

El viceconsejero estuvo acompañado durante su visita del director gerente de la Agencia de Obra Pública, Julio Caballero, así como de personal técnico.

Concluido y abierto al tráfico dicho enlace de intersección, los actuales trabajos en la duplicación de la A-392 se intensifican en el tramo de obra más próximo a Dos Hermanas, es decir, el tramo que concluye en la zona de la glorieta de unión con la ronda exterior del municipio nazareno. La empresa constructora trabaja en los movimientos de tierra de dicho tramo, así como en la preparación de un desvío alternativo de tráfico.

La duplicación de la A-392 cuenta con cofinanciación Feder del actual Programa Operativo 2014-2020, ya que junto a la alta densidad de tráfico que registra la carretera convencional actual, con más de 16.000 coches diarios, dicho vial metropolitano conecta, además de con la referida A-376, con otras dos vías de gran capacidad, como son la A-92 y la A-4, que pertenecen a la Red Transeuropea de Transporte.

El trazado objeto de duplicación de calzada tiene su inicio en el término municipal de Alcalá de Guadaíra, próximo a la glorieta diseñada para conectar con distintos ramales de la trama viaria junto a una estación de servicio, y finaliza en la glorieta de unión con la ronda exterior de Dos Hermanas.

Un total de seis glorietas canalizan el tráfico, a lo largo de la traza, y dan acceso a vías de servicio, carreteras interceptadas y fincas colindantes. La duplicación tiene una sección de dos calzadas, cada una de ellas de dos carriles de 3,5 metros para cada sentido, una mediana ajardinada de dos metros de ancho y arcenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios