Robo en Bormujos

Cinco encapuchados asaltan con hachas y cuchillos la casa de un empresario

  • Los ladrones golpearon a la víctima en la cara y la cabeza con un tostador hasta que ésta les entregó el dinero que buscaban

  • También colocaron un cuchillo en el cuello a la mujer y la amenazaron de muerte

La zona de Bormujos en la que han ocurrido los hechos. La zona de Bormujos en la que han ocurrido los hechos.

La zona de Bormujos en la que han ocurrido los hechos. / Víctor Rodríguez

Comentarios 6

Cinco encapuchados asaltaron con hachas y cuchillos la noche del miércoles la vivienda de un empresario de la construcción, al que golpearon reiteradamente para robarle una elevada cantidad de dinero. El robo ocurrió en Bormujos, entre las nueve y las nueve y media de la noche. La Guardia Civil ya ha abierto una investigación en la que, por el momento, no hay ninguna persona detenida.

Los ladrones llegaron a la casa en un coche que aparcaron en la puerta de la vivienda. Allí esperaron a que salieran los hijos del matrimonio y trataron de hacerse pasar por ellos para que les abrieran. "Mamá, soy yo, abre", respondieron cuando la mujer del empresario preguntó quién era al telefonillo. La mujer se percató de que no eran sus hijos quienes llamaban y no les abrió.

Sin embargo, los ladrones se saltaron la valla de la casa. La puerta interior, que da a un pequeño atrio, estaba abierta. Allí sorprendieron a la mujer, a la que pusieron un cuchillo en el cuello y tumbaron en el suelo, al tiempo que la golpeaban. "Como te muevas, te rajo", le dijeron. La dueña de la casa trató de avisar a su marido, al que pidió a gritos que llamara a la Policía.

El empresario se encuentra estos días convaleciente de una operación en la pierna, y en el momento del robo estaba en una silla de ruedas. El hombre llegó como pudo a la cocina y trató de coger un cuchillo o algo para defenderse. Tres de los asaltantes lo alcanzaron antes y lo golpearon con el primer objeto que tenían a mano, un tostador con el que le dieron varios golpes en la cabeza y en la cara. Después le dieron también con una muleta y con el reposapies de la silla de ruedas.

Los otros dos se quedaron con la mujer, a la que seguían amenazando y golpeando. Viendo que corría peligro su vida y la de su familia, el empresario les entregó una cantidad de dinero que había en la vivienda, y cuyo importe no ha trascendido. A pesar de ello, los atracadores siguieron golpeándolo con gran violencia.

Los asaltantes se llevaron de la casa las llaves de los dos coches del matrimonio y también las de la vivienda, que cerraron cuando salieron, así como los teléfonos móviles de la pareja. De esta forma, los ladrones se aseguraban unos minutos para darse a la fuga.

Unos jóvenes que pasaban por la calle oyeron los gritos de socorro del matrimonio y avisaron a la Policía Local y a la Guardia Civil, que enviaron varias dotaciones al domicilio. El empresario fue trasladado en ambulancia al hospital, donde le curaron las heridas que sufría en el rostro y la cabeza. 

Una de las líneas de investigación apunta a la posibilidad de que los delincuentes tuvieran información privilegiada de alguien del entorno de la víctima o de su empresa, y que conociera que en la vivienda había dinero guardado. 

La Guardia Civil ha estado visionando las cámaras de videovigilancia de la casa para tratar de identificar a los autores del robo, que fueron en todo momento encapuchados y no hablaron demasiado entre ellos. Tenían acento español y eran de complexión fuerte. También se están revisando las cámaras de un supermercado ubicado en las inmediaciones del domicilio.

El asalto ha generado una gran alarma social en el vecindario, donde se han sucedido varios robos en vivienda en los últimos meses, aunque ninguno de ellos había sido tan violento como este último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios