Aljarafe

Los 'okupas' del bloque de la calle Manuel Marín de Camas se marchan después de 8 años

  • El Ayuntamiento asegura que ha sido por un acuerdo con los propietarios y no un lanzamiento 

Agentes de la Policía Local ante el bloque de la calle Alcalde Manuel Marín que ha sido desalojado este lunes. Agentes de la Policía Local ante el bloque de la calle Alcalde Manuel Marín que ha sido desalojado este lunes.

Agentes de la Policía Local ante el bloque de la calle Alcalde Manuel Marín que ha sido desalojado este lunes. / M. G.

Los vecinos de la céntrica calle Alcalde Manuel Marín de Camas se han levantado esta mañana con una noticia que llevaban esperando desde hace casi ocho años: el desalojo del bloque de viviendas que fue okupado en 2012, que por la actividad de las personas que han ido pasando por el mismo ha causado importantes problemas de convivencia con el resto.

Según ha informado el delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Camas, Miguel Ángel Marín, no han tenido conocimiento previo del desalojo. Sí ha señalado que no se trata de un lanzamiento, es decir, de que se haya producido por una orden judicial, sino por un acuerdo que el propietario actual habría alcanzado con las personas que habitaban el inmueble, que han recogido sus cosas y se han marchado.

Los responsables municipales tienen previsto reunirse en los próximos días con el propietario del edificio, que se ubica frente a la sede de la Policía Local, para conocer sus intenciones y si hay un plan para rehabilitar el inmueble y vender o alquilar los pisos.

El Ayuntamiento ha intervenido varias veces de forma subsidiaria en el bloque para retirar enseres y basura acumulada esgrimiendo el riesgo sanitario. Si bien su margen de acción ha sido limitado, a pesar de las reclamaciones de los vecinos, porque como en otras ocupaciones ilegales de vivienda es el propietario el que debe poner la denuncia para que se inicie el proceso judicial de desalojo.

En este caso, la propiedad del bloque de viviendas, que llegó a salir en una subasta que quedó desierta, no estaba clara. La denuncia de la ocupación no se puso, al menos, hasta el año 2017,

En numerosas ocasiones, Endesa ha cortado enganches ilegales a la luz en la fachada. Más adelante, se hicieron incluso aprovechando algún aparato de aire acondicionado en las azoteas colindantes. También para surtirse de agua, los okupas enganchaban mangueras a los grifos de edificios cercanos. 

Los vecinos también han denunciado, en numerosas ocasiones, el uso de generadores en el interior del inmueble, el ruido y los problemas de seguridad que ello podría acarrear.

El delegado de Urbanismo ha asegurado que el desalojo de este lunes ha sido tranquilo y no se han registrado incidentes. Ahora, confían en que el propietario "cumpla con sus obligaciones", acondicione el edificio y evite que sea ocupado de nuevo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios