Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Aljarafe

Ecologistas pedirá al juzgado que abra una "vía ambiental" por los gases en el alcantarillado de Coria

  • Reclama que se investigue también la afección del vertido al suelo, las aguas y flora y fauna de la zona

  • Advierte a las empresas de agua y al Consistorio que pueden tener responsabilidades por no haber tomado medidas a tiempo

  • Insiste en que el Seprona relaciona los compuestos con la actividad de una gasolinera y pide más control de estos establecimientos 

El extractor que se colocó en julio de 2018, muy cerca del río Guadalquivir, para extraer los gases del alcantarillado de la barriada. El extractor que se colocó en julio de 2018, muy cerca del río Guadalquivir, para extraer los gases del alcantarillado de la barriada.

El extractor que se colocó en julio de 2018, muy cerca del río Guadalquivir, para extraer los gases del alcantarillado de la barriada. / Víctor Rodríguez

Ecologistas en Acción, personado en la causa abierta por los gases procedentes de la descomposición de hidrocarburos en el alcantarillado de la barriada Guadalquivir de Coria del Río, va a presentar un escrito para que el juzgado abra una investigación adicional, con informes y peritajes sobre las consecuencias ambientales de lo que parece una fuga vinculada a una gasolinera de la zona. 

Hasta ahora, la investigación se ha centrado en los aspectos relacionados con la salud de las personas. Pero, según Juan Cuesta, miembro de la organización, hay que abrir también esta "vía ambiental", dado que los compuestos detectados en los informes del Seprona evidencian un vertido continuado cuya afección al medio ambiente está por determinar pero que da por hecho. 

Así, apunta a efectos nocivos sobre los suelos, las aguas, en una zona situada además a escasos metros del río Guadalquivir, la flora, los cultivos y las pesquerías de la zona. 

"Es preciso avanzar en estas investigaciones para fijar responsabilidades y acotar en la medida de lo posible sus efectos", señala la organización conservacionista en un comunicado.

En el mismo, destaca que "los altos niveles de contaminación detectados levantan sospechas" sobre "una posible negligencia por parte de los organismos de control", sobre todo, porque parece que no ha sido algo puntual sino que se arrastra desde hace años, según los vecinos, que dieron la alarma por los olores de los gases en sus viviendas y las calles, relacionados con diversos síntomas que han manifestado. 

En concreto, las mediciones realizadas por técnicos de prevención laboral a instancia del Seprona en varias viviendas detectaron un nivel "intolerable" en el riesgo de exposición del sulfato de dimetilo e "importante" el de n-Hexano, según los topes de la legislación laboral. Otro reciente informe del Instituto Nacional de Toxicología, sobre muestras de sangre tomadas a ocho vecinos, detectó la presencia en las mismas de bajas concentraciones de n-hexano y acetona,

Ecologistas en Acción también ha advertido que Emasesa (propietaria de la red de alcantarillado de la zona), Aljarafesa (del colector de aguas residuales por el que han podido filtrarse los gases) y el Ayuntamiento de Coria del Río podrían ser responsables y haber incurrido incluso en delito ambiental si no han tomado medidas a tiempo. 

Al margen de este caso, Ecologistas en Acción ha recordado que lleva años alertando de la falta de control de las estaciones de servicio, con pocos controles realizados por técnicos de las propias administraciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios