Tomares Importante remodelación urbana en el entorno del colegio Infanta Leonor

  • La construcción de varios bloques de viviendas permitirá reurbanizar el descampado y crear nuevas zonas peatonales

  • Las obras arrancarán estas vacaciones, para evitar que el trasiego inicial de maquinaria coincida con las clases 

  • El proyecto incluye la rehabilitación de la Venta del Quino

El descampado junto al colegio Infanta Leonor en el que se construirá el primero de los tres edificios de viviendas. El descampado junto al colegio Infanta Leonor en el que se construirá el primero de los tres edificios de viviendas.

El descampado junto al colegio Infanta Leonor en el que se construirá el primero de los tres edificios de viviendas. / M. G.

La promotora ALZA, Obras y Servicios, va a iniciar en estos días la construcción en Tomares de una nueva zona residencial, con tres edificios, de tres y cuatro plantas, parte de la cual ocupará el descampado que actualmente se usa como aparcamiento junto al Colegio Infanta Leonor.

Según ha informado el Ayuntamiento, el arranque de los trabajos se ha hecho coincidir con estas vacaciones, para reducir las incidencias en los accesos durante los primeros días, cuando hay más trasiego de maquinaria y se realiza la señalización.

Asimismo, ha destacado que, una vez finalizados, va a haber una gran zona peatonal en este entorno, con una zona verde y una calle de nueva creación. Además, se va a restaurar la emblemática Venta del Quino.

Esta primera fase tiene una duración estimada de cuatro meses, según ha informado el Ayuntamiento. Incluye la construcción de una calle peatonal junto al colegio con una superficie de 1.044 metros cuadrados, que unirá las calles de La Fuente y Ramón y Cajal; una gran plaza peatonal; 50 plazas de aparcamiento, a las que hay que sumarle otras 30 en la acera de enfrente, y la construcción a un solo nivel del acerado de la calle de la Fuente, de la que desaparecerán los escalones.

Se van a abrir dos nuevas calles y crear dos plazas

Una vez finalizada la obra, el nuevo acceso al colegio se hará por la zona peatonal y la entrada que actualmente está inhabilitada, que sustituirá a la de la calle de La Fuente, para evitar el peligro que supone para los escolares el entrar y salir directamente a una travesía con bastante tráfico.

Otra importante novedad que incluye el proyecto es la construcción de una nueva calle que unirá Miguel Hernández con La Solana, en la que se tiene previsto la instalación de una parada de autobús escolar, con salida a la zona peatonal, que evitará a los alumnos el riesgo de la parada actual.

A su vez, se van a construir dos nuevas plazas, una de 3.314 metros cuadrados, entre el colegio y dos de los tres edificios, con arbolado y jardineras, alumbrado y mobiliario urbano, y otra que engloba una plaza y zona verde de 2.721 metros junto a la Venta del Quino, que va a ser restaurada, y nuevos acerados, tanto en los dos lados de la calle de La Fuente y en la calle Antonia Maestra Caracuel, como en todo el entorno. En total, la promoción incluye más de 7.000 metros cuadrados de zonas peatonales.

El Consistorio, ha destacado que durante el tiempo que duren las obras, la Policía Local “intensificará su trabajo” para facilitar el acceso a los padres para dejar y recoger a sus hijos del colegio, para lo que se habilitarán dos bolsas cercanas de aparcamiento, una en la calle La Solana, con 160 plazas, y junto al Ayuntamiento, con 130.

Una vez finalizada la primera fase de la obra, la colindante al colegio, habrá disponibles 80 plazas, y cuando se finalice todo el proyecto 178, frente a las 100 actuales del descampado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios