Andalucía

Alemania impulsa la apertura de fronteras al turismo europeo para el 15 de junio

  • Una decena de ministros de Exteriores, entre éstos la española, acuerdan una estrategia común para salvar parte de este verano 

Dos mujeres pasean en pleno atardecer en la playa de La Malagueta, en Málaga. Dos mujeres pasean en pleno atardecer en la playa de La Malagueta, en Málaga.

Dos mujeres pasean en pleno atardecer en la playa de La Malagueta, en Málaga. / Daniel Pérez

La movilidad es al turismo lo que el agua a la agricultura. Sin posibilidad de viajar entre provincias ni entre países, el sector turístico español podrá abrir hoteles, pero para sacarles brillo. Poco más. Tal como se recoge en el plan de desescalada del Gobierno español, los viajes entre provincias no se permitirán hasta el 21 de junio, pero los madrileños no podrán, en el mejor de los casos, hasta primeros de julio. Lo mismo ocurre con las fronteras europeas, cerradas hasta finales de junio.

Pero esto puede cambiar. Curiosamente, ha sido Alemania, un 'exportador' de turistas, el que ha dado el primer paso.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, reunió en lunes por la noche a sus homólogos de 10 países europeos donde suelen veranear sus nacionales. Entre éstos dirigentes, estaba la titular española, Arancha González. En una reunión telemática organizada desde Berlín, participaron los de Italia, Portugal, Austria, Grecia, Croacia, Malta, Chipre, Bulgaria y Eslovenia. Lo que han acordado es que la apertura de las fronteras para desbloquear el turismo europeo se producirá de una manera coordinada, que se tendrá en cuenta la seguridad sanitaria y que los territorios deberán pasar por todas las fases de desescalada que sus respectivos gobiernos hayan acordado.

Los ministros de Exteriores se volverán a reunir en el plazo de 15 días; es decir, en los primeros de junio y la intención de Alemania es que sus ciudadanos sepan el 15 de junio dónde se puede viajar. Italia, que ha ido unas dos semanas antes que España en la evolución de la crisis sanitaria, abrirá sus fronteras el 3 de junio, pero en España no hay fecha segura, sería ese 27 de junio. 

Y es esto lo que puede cambiar. El Gobierno aplicará una salida asimétrica de la desescalada, habrá territorios que atraviesen antes la fase 3 e, incluso, queden fuera de las normas del estado de alarma. Si fuese así, Andalucía, Canarias y Baleares podrían estar en condiciones de recibir turistas a finales de junio e, incluso, antes, pero será el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el que decida si abre la mano.

¿De qué depende esto? Illa se ha mostrado, hasta ahora, inflexible en cuanto a la apertura de las fronteras y mantiene la cuarentena de 15 días que deben pasar los viajeros que lleguen de otros países. Su argumento es que si los españoles no pueden moverse entre provincias aún, tampoco lo deben hacer los foráneos. Pero esta obligatoriedad de la cuarentena no es permanente, y es ahí donde entra en juego la presión que realizan países como Alemania.

Cuando las provincias andaluzas entren en la fase 2, lo que ocurrirá el próximo lunes, las playas ya podrán abrir al baño y los hoteles también pueden reincorporarse, aunque con ciertas limitaciones. Pero faltan los turistas, tanto los internacionales como los propios españoles.

El turismo no sólo es un buen sector económico para España, lo es para Francia, Italia y los países mediterráneos, tanto que supone el 10% del PIB europeo. Pero es que, además, la estancia en España es casi un modo de vida para muchos alemanes con residencia en el sur. 

Lo que ha explicado Salvador Illa en sus intervenciones, tanto en ruedas de prensa como en la comisión del Congreso, es que la apertura de fronteras también depende de los socios europeos. Si fuese así, la vía alemana podría llegar antes de tiempo, al menos antes del inicio de julio.

Además de este acuerdo entre los 10 y Alemania, varios países están negociando corredores aéreos. El más avanzado es el del Reino Unido y Francia, pero Alemania también negocia otros con Croacia, Malta y Grecia.

Francia e Italia, las grandes potencias turísticas mundiales junto a España y Estados Unidos, también han acordado ayudas a sus sectores. En el caso italiano, el Gobierno ha aprobado un cheque turístico para consumir hasta diciembre en el interior del país. A las familias con ingresos de menos de 35.000 euros, entregará un cheque de 500 euros si tienen hijos, de 300 si no son padres y de 150 a los solteros. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios