Subdelegados del Gobierno

Antiguos gobernadores, nuevos sanchistas

  • Los subdelegados toman posesión en una escenificación del poder de los hombres de Pedro Sánchez en Andalucía 

Francisco Toscano, junto al alcalde de Sevilla. Francisco Toscano, junto al alcalde de Sevilla.

Francisco Toscano, junto al alcalde de Sevilla. / Belén Vargas.

Comentarios 2

"Celis es el delegado del Gobierno, Rafael Román es amigo de pedro Sánchez y Quico Toscano, su hombre”. Así de escueto define una fuente socialistas parte de lo ocurrido con los nombramientos de los subdelegados provinciales del Gobierno, cuya toma de posesión tiene lugar en la plaza de España de Sevilla esta mañana. El decreto de nombramiento es del delegado del Gobierno, el sevillano Alfonso Gómez de Celis, miembro de la ejecutiva federal del PSOE y sanchista desde los orígenes. Sin hacer concesiones a los susanistas, Celis no los ha soliviantado, no hay ningún radical de las guerras pasadas, aunque entre los ocho no hay ninguno pactado con la dirección de la calle San Vicente. Sí se nota la mano de Francisco Toscano, el poderoso alcalde de Dos Hermanas, desde que Sánchez ganó en unas primarias que arrancaron en su ciudad y el de otros jerarcas locales, con los votos justos para no caer en la irrelevancia, pero con un poder de colocación, realmente, prodigioso.

El poder de los cinco

Fran González, el portavoz socialista del Ayuntamiento de Cádiz, sólo tiene cinco concejales en el consistorio dirigido por Kichi, pero dos de ellos han tenido que salir al ser nombrados cargos de la nueva administración de Pedro Sánchez. José Pacheco, uno de ellos, es el nuevo subdelegado de Cádiz y la concejala María Victoria Rodríguez Machuca es la nueva delegada del Estado en la Zona Franca, que es uno de los cargos más deseados de esta provincia y para el que ha habido varios candidatos de las distintas corrientes sanchistas. Fran González, que como mucho aspira a mantener la cifra de los cinco en las próximas municipales, el peor resultado del PSOE en esta capital, es el principal vencedor del sanchismo en este territorio.

El subdelegado de Sevilla es Carlos Toscano, hermano del alcalde de Dos Hermanas y, como el resto, funcionario de algunas de las administraciones públicas. Desde que Jordi Pujol pactó con José María Aznar para formar el primer Gobierno del PP, los gobernadores provinciales fueron rebajados, por antojo nacionalista, a la categoría de subdelegados, con escasas funciones y elegidos políticamente, pero entre el cuerpo de funcionarios. Se trataba de descafeinar la posición del Estado en las provincias, y Pujol consiguió eso, junto una reforma de la ley de Puertos para que sus presidentes fuesen designados por las autonomías, aunque fueran de titularidad estatal.

Toscano y Salazar

Toscano es un histórico del PSOE, fue abogado en el despacho de la calle Capitán Vigueras, donde estuvo Felipe González, pero es el único de todos ellos que se mantiene en el cargo: es alcalde de Dos Hermanas desde 1983. Su hermano Carlos no es el único no es el único nombramiento cercano a él. Francisco Salazar, técnico municipal de su ayuntamiento, es el director de Estudios del gabinete de Presidencia, uno de los hombres que forma parte del piñón del poder en la Moncloa. Salazar fue alcalde de Montellano, después secretario de la Memoria Histórica y, junto al navarro Santos Cerdán, formaron el tándem que le hizo la campaña electoral a Pedro Sánchez en sus segundas primarias. El poder de Toscano se deja ver en este eje entre Salazar, Cerdán y Adriana Lastra, la portavoz socialista en el Congreso.Alfonso Gómez de Celis explicó al número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo, los nombramientos, pero no fueron consensuados con la dirección andaluza. Sí se habló con dos secretarios provinciales, con el de Jaén y el de Granada, caracterizados por no ser antisanchistas. En Jaén, la subdelegada será Catalina Madueño y en Granada, Inmaculada López, mujer cercana a José Entrena. Rafaela Valenzuela, la de Córdoba, es una doctora en Literatura que ya ocupó cargos con Carmen Calvo cuando la hoy vicepresidenta del Gobierno fue consejera de Cultura de la Junta. En Almería, la provincia donde hay más sanchistas, y son mayoritarios en la capital, el subdelegado será un profesor de Psicología, Manuel de la Fuente. Lo mismo ocurre en Huelva con Manuela Parralo.En el caso de Málaga, Celis ha tirado de María Gámez, una socialistas que ya fue candidata a la alcaldía de la capital y que en su día anunció la retirada de la política.Los nombramientos del Gobierno en Andalucía parecen alumbrar un contrapoder a Susana Díaz, que hasta el momento no ha contado con ninguna oposición interna. No han sido nombramientos en contra de ella, pero ninguno de ella. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios