Infraestructuras El puente de la SE-40 se podrá cruzar a pie o en bici como el Golden Gate

Andalucía

Condenado a 15 años de cárcel el joven que mató a otro por un pique de tráfico en Huelva

  • El tribunal absuelve a su cuñado, acusado de cooperar en la agresión por agarrar a la víctima mientras recibía dos puñaladas

Miguel Ángel Navarro tenía 32 años el día de su muerte, el 23 de octubre de 2009. Perdió la vida a manos de otro hombre, M.M.V., también joven, que le propinó un par de puñaladas con las que zanjó un enfrentamiento motivado por un pique de tráfico. Ocurrió aquel día en Huelva, a plena luz del día, en la barriada del Carmen. Ayer, el tribunal de la Audiencia Provincial de Huelva que lo ha juzgado lo condenó a 15 años de prisión.

Mejor suerte que M.M.V. ha tenido su cuñado. J.M.B.B., que viajaba con el agresor, ha sido absuelto. Estaba acusado de ser cooperador necesario en la agresión, ya que algunos testigos declararon que vieron a J.M.B.B. agarrar por detrás a la víctima mientras recibía las puñaladas. "A mi marido no le dio tiempo a defenderse", indicó en el juicio la esposa de Navarro, que recalcó que el otro hombre lo inmovilizó. Por contra, la mujer del acusado ofreció otra versión: su marido se vio envuelto en una discusión con un hombre que previamente se había dirigido a ellos con actitud agresiva.

Esta fue la tesis de la defensa de M.M.V., que finalmente no obtuvo éxito. Para su abogado, el joven actuó en legítima defensa y bajo un "miedo insuperable" por la agresividad que demostró el fallecido durante la discusión. M.M.V., además, insistió durante el juicio que "no he apuñalado a nadie".

Además de los 15 años de cárcel, la Audiencia también ha condenado a M.M.V. a pagar una indemnización de 90.000 euros a los padres y la esposa de la víctima, y 45.000 a cada uno de sus hijos. La familia ha aceptado la sentencia impuesta.

El pique de tráfico que aquel día derivó en la reyerta que terminó con la vida de Miguel Ángel Navarro comenzó varios kilómetros antes del lugar en el que se desarrollaron los hechos. Fue en la autovía A-49, a la altura del término municipal de Bollullos Par del Condado (Huelva), donde dos coches se vieron envueltos en una cadena de adelantamientos, acelerones y frenazos. Los dos vehículos, uno de ellos conducido por Navarro y el otro por su agresor, protagonizaron una persecución que concluyó en un cruce de semáforos en la Avenida del Ancla de la capital onubense. Los tres hombres bajaron de los coches y se enzarzaron en la pelea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios