Andalucía

Elías Bendodo enarbola tres banderas socialistas

  • El consejero de Presidencia presume de las ampliaciones del gasto en sanidad, educación y asuntos sociales

Elías Bendodo, este martes en San Telmo. Elías Bendodo, este martes en San Telmo.

Elías Bendodo, este martes en San Telmo. / Julio Muñoz/EFE

Elías Bendodo, el portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia, es un cabal que toca todos los palos: andalucista, marcado compromiso social y hasta un poquito de Vox. El consejero malagueño acusó este martes al PSOE de enarbolar "tres banderas", que eran "falsedades", la sanidad, la educación y los servicios sociales, tres enseñas a las que se ha adherido el Gobierno de Juanma Moreno. Al cumplir su segundo año desde la victoria electoral, tiene la plantilla del SAS más abultada de su historia y los presupuestos más grandes en Educación y Sanidad. Y, por si algo faltaba en ese giro hacia la izquierda, Bendodo profundiza en el andalucismo. Estatuto en mano, es él quien acusa al Gobierno central de incumplirlo. Quien señala a Rufián y Otegi como los nuevos dueños del país.

"Esperemos que no tengamos que ir a llamar a la puerta de Rufián y Otegi a pedir inversiones para Andalucía", sentenció el consejero de Presidencia, que acusó también a los mismos de querer subir los impuestos a la comunidad.

Bendodo, como el Gobierno de Moreno, gira a la izquierda, pero también a la derecha. En la misma rueda de prensa en la que valoró estos dos primeros años, el consejero de Presidencia dedicó una parte a subrayar el peligro de las ocupaciones ilegales de viviendas en Andalucía y a ensalzar al sector cinegético. "Queremos que Andalucía sea una tierra libre de okupas, se puede vivir con tranquilidad", aseguró a la vez que daba el dato de que este año se han ocupado en la comunidad un total de 1.183 viviendas, lo que sería toda una advertencia contra la propiedad privada en la región si no fuese porque la inmensa mayoría son pisos públicos. Un poquito de Vox al caldo.

El Gobierno andaluz puede presumir, y con razón, de haberse volcado en las políticas sociales, los emblemas socialistas. Este mismo martes aprobó una nueva oferta pública del SAS, con 3.150 plazas libres, que aumentará en 838 la plantilla del SAS. La gran agencia andaluza, lo que en su día fue la "joya de la corona" del PSOE, cuenta ahora con 1.000 millones de euros más al año y 4.603 empleados más desde 2018, y es que la sanidad andaluza -a la que Bendodo calificó como "la peor de España" hace dos años- salió muy mal parada de los años de la Gran Recesión. 

"Al final, unos agitan las banderas y otros ponen los euros en el presupuesto", sostuvo el consejero portavoz. El primer Gobierno de Felipe González descubrió, para los socialistas, a la Guardia Civil, quedaron fascinados por una institución a la que siempre tuvieron por represora; el PP de Juanma Moreno ha descubierto el sistema andaluz de salud, y no parece dispuesto a dejarlo en la estacada cuando finalice la pandemia.

A Bendodo, que dio la rueda de prensa junto al vicepresidente Juan Marín, le preguntaron por el significado del cambio, y respondió: "Este es un Gobierno limpio que apuesta por Andalucía (...), que cree en Andalucía y no viene a aprovecharse de Andalucía". Al ser interrogado por lo mismo, Marín contestó: Es un Gobierno que cumple sus compromisos, que ha desterrado la corrupción del Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios