Juan Bravo en el Foro Joly | Consejero de Hacienda Apóstol del Gobierno del Cambio

  • El último consejero en incorporarse al Ejecutivo irradia entusiasmo y convicción en la mejora de Andalucía con un despliegue de indicadores económicos para argumentarlo

Juan Bravo, consejero de Hacienda, durante su participación en el Foro Joly Juan Bravo, consejero de Hacienda, durante su participación en el Foro Joly

Juan Bravo, consejero de Hacienda, durante su participación en el Foro Joly / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 1

Juan Bravo Baena (Palma de Mallorca, 1974) se incorporó al nuevo Ejecutivo de la Junta de Andalucía el último, cuando los otros diez consejeros ya llevaban 22 días ejerciendo el cargo. Como él mismo dijo ante los centenares de asistentes al Foro Joly, un auditorio mayoritariamente integrado por personas del mundo de la empresa, se "montó en un tren en marcha", para sustituir a Alberto García Valera, presente en la sala y para el que tuvo palabras cariñosas. Pero eso no ha impedido que Bravo sea uno de los principales apóstoles del Gobierno del cambio. Su intervención de ayer, preñada de entusiasmo y convicción y jalonada con indicadores económicos para argumentar que ya se nota una mejoría en la vida de los andaluces, pero sobre todo, que hay mucho más terreno para avanzar, con ánimo de remontada, para situar a la comunidad entre las mejores de España, tras décadas en la cola.

Aprovechando los símiles deportivos que propiciaron su presentación por parte del seleccionador nacional de Fútbol Sala, Federico Vidal, amigo personal del consejero, Bravo apeló a valores como el trabajo en equipo, saber soportar la presión o lograr hacer realidad los retos propuestos para defender que el gabinete que preside Juan Manuel Moreno Bonilla es uno, y está unido en un mismo propósito, por más que lo formen consejeros propuestos desde dos partidos coaliagados, PP y Cs, y cuenten con un tercer aliado externo, Vox. El titular de Hacienda fue exquisito en el trato al grupo parlamentario del que depende aprobar el Presupuesto durante toda su intervención en el Foro Joly, que patrocinaba en esta ocasión Unicaja Banco.

Utilizó Bravo dos referencias a ecos externos sobre la primera gran realización de este Gobierno del cambio, la reforma fiscal, que a él mismo le tocó concretar nada más aterrizar en el cargo. Se refería sendos actos públicos, organizados por Garrigues y Gaesco, en los que se desgranaron las virtudes y efectos positivos de la reducción de impuestos, singularmente la bonificación del 99% que prácticametne elimina el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía.  Y como buen apóstol llamó a evangelizar:"Si creen en nosotros, ayúdenos a transmitir el mensaje".

También aventuró otro anuncio: el 24 de junio cumplirán el compromiso de reducir las trabas administrativas y burocráticas.

Datos como mejor argumentario

Pero sobre todo, Bravo ofreció un auténtico argumentario, plagado de indicadores económicos, de que Andalucía ya tiene otra cara y va mejor. "La misión de la reforma fiscal, de la racionalización administrativa y de la nueva política presupuestaria es crear confianza y credibilidad en la sociedad andaluza para que, con sus propias capacidades, que son muchas y elevadas, podamos darle la vuelta a estos resultados", explicó el consejero.

Y se valió de los datos para concretarlo: "El crecimiento de la economía andaluza entre enero y marzo ha sido del 0,8%, con lo cual Andalucía ha liderado, junto a Navarra, el crecimiento regional en el conjunto de España (que registró un alza del 0,7%)", detalló Juan Bravo que seguidamente se preguntó y respondió a sí mismo: "¿Qué ocurrió el pasado año con este mismo indicador? En el primer trimestre de 2018 la economía andaluza creció un 0,6%, frente al 0,7% del conjunto de España. En los últimos cinco años los trimestres en los que la economía andaluza ha crecido más que el conjunto de España han sido puntuales, así que nuestra vocación es trabajar para que lo que ha ocurrido entre enero y marzo de 2019 con la llegada del nuevo Gobierno se convierta en una constante".

Los efectos del cambio también se notan, sostuvo, en el empleo, porque entre enero y marzo "también se ha registrado un magnífico dato en la Encuesta de Población Activa (EPA), en la que se constata que hubo 15.900 ocupados más, mientras que en el conjunto de España cayó la ocupación en 93.400 personas". Estos datos los contrapuso con los que un año antes arrojó la EPA en el primer trimestre: Andalucía acumuló más de 15.000 parados más.

Juan Bravo contesta a José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla, durante el coloquio. Juan Bravo contesta a José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla, durante el coloquio.

Juan Bravo contesta a José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla, durante el coloquio. / Juan Carlos Vázquez

Por ello defendió que frente a la desaceleración que a comienzos de 2018 se plasmaba en la creación de empleo, y para ello se basó en los datos Analistas Económicos de Andalucía, el servicio de estudios del banco patrocinador del acto, Unicaja, se ha revertido esa tendencia. "Esta aceleración en el ritmo de creación de empleo que coincide con la asunción del Gobierno por parte de PP y Cs con el apoyo de Vox es un hecho que constatan indicadores", afirmó el Tirular de Hacienda, que argumentó que el número de afiliados a la Seguridad Social creció tanto en abril como en mayo por encima del 3,2% con respecto al mismo periodo del año anterior, frente al 3% de la media española. O que Andalucía cuenta ya con 3.185.712 cotizantes, cifra récord de afiliados a la Seguridad Social, superando la cota máxima –fijada en julio de 2007– de 3.158.671. Bravo no rehuyó que esta creación de empleo "tiene un fuerte carácter estacional y que estamos en meses muy intensivos para el sector servicios, pero las cifras no dejan de ser positivas y mejores a las previsiones macroeconómicas", enfatizó.

Y para no dejar lugar a la duda sobre la mejora que ya experimenta Andalucía desde que cambió el Gobierno de la Junta, Juan Bravo quiso dar otros indicadores que consolidan esos datos positivos de crecimiento económico y del empleo. En lo que va de año, relató, se han creado en términos netos en Andalucía 3.391 sociedades mercantiles, lo que supone un aumento del 0,7% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en el conjunto de España la tendencia ha sido la contraria (caen un 0,8%). El índice del comercio al por menor ha finalizado el primer trimestre con un aumento interanual de Andalucía del 3,4%, frente al 2,4% de España. Y la compraventa de viviendas en Andalucía entre enero y marzo de 2019 creció un 19,7% en Andalucía, frente al 6,8% del conjunto de España. O la producción industrial, que creció en abril un 2% en la comunidad frente al descenso nacional del 2%.

Para rematar ese apostolado, se refirió a datos que han permitido lanzar un mensaje de "confianza y credibilidad", según dijo, en este Gobierno. Citó las mejoras en financiación, que "la nueva Junta de Andalucía ha cubierto en apenas cinco meses más del 95% de sus necesidades para el conjunto del ejercicio 2019". Y con una demanda 2,7 veces superior a la oferta de 700 millones lanzada. A ello sumó la colocación a inversores privados de 343 millones de euros a través de sendas emisiones a 20, 22 y 30 años. En resumen, aseguró que el coste de la financiación es ahora de unos 500 millones de euros, y sostuvo que sin la acción de Gobierno podría estar en 2.000 millones y "haberse comido", toda la expansión en el gasto que prevé el presupuesto.

Otros dos datos más ilustraron su ejercicio de evangelización del auditorio presente en el Foro Joly.  El primero: Andalucía es, según confesó, la comunidad autónoma española que mejor responde a sus proveedores, con un periodo medio de pago de 15,48 días, 8 días menos que en febrero, cuando era de 23,33 días. Y el segundo: el esfuerzo en la mejora de la gestión ha permitido que la licitación oficial de la Junta de Andalucía creciese un 30% en el primer cuatrimestre de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios