Andalucía

Jornaleras dicen que las denuncias se hicieron a cambio de papeles

  • Hasta 131 trabajadoras de la fresa en Huelva aseguran ante la Guardia Civil que "las condiciones laborales son buenas"

Dos trabajadoras recogen fresas en los huertos de Huelva. Dos trabajadoras recogen fresas en los huertos de Huelva.

Dos trabajadoras recogen fresas en los huertos de Huelva. / m. g.

Comentarios 3

Un total de 131 trabajadoras de la cooperativa señalada por Podemos por someter a sus temporeras a abusos laborales y sexuales denunciaron ante la Guardia Civil de El Rocío que las denuncias llevadas a cabo contra la empresa fueron realizadas a cambio de conseguir documentación para poder quedarse en España.

El atestado al que tuvo acceso esta redacciónestá fechado el miércoles en el acuartelamiento de la Benemérita en El Rocío, el mismo puesto al que se dirigieron los dirigentes de Podemos y del Sindicato Andaluz de Trabajadores a interponer la denuncia. En el escrito figura que "131 mujeres de las que se presentan diligencias y firmas, así como el pasaporte de cada una de ellas", aportan "un documento escrito en árabe y en castellano" para manifestarse en contra de "las que han denunciado a nuestros jefes por ser absolutamente falso que hayan maltratado, acosado o abusado sexualmente de ninguna trabajadora, pues todo ello nos está suponiendo un problema con nuestros familiares, que pueden negarnos para los años próximos poder volver a trabajar en esta empresa o en cualquier otra".

También denuncian que "las trabajadoras que han acusado a nuestros jefes han sido obligadas a hacerlo porque unos hombres les ofrecieron quedarse en España y no tener que volver a Marruecos". El agente que les tomó la declaración les preguntó acerca de la manera en la que ellas pudieron comprobar lo que manifiestan. En ese sentido las jornaleras aseguran que "también les ofrecieron a otras trabajadoras quedarse en España, al igual que a las denunciantes" y que "reconocerían sin género de dudas a los autores de dicho ofrecimiento".

Las trabajadoras añadieron que no les ofrecieron nada más, "únicamente la documentación para poder quedarse y cobrar los tres meses del visado" necesario para formalizar la contratación en origen con la que todas vienen desde Marruecos.

La denuncia también recoge que "tienen miedo, ya que los medios de comunicación llegaron a sus casas y ahora tienen miedo de que sus maridos no las dejen venir otra vez a trabajar a España".

El eco de estas falsas denuncias recorrieron ayer todo el arco político, mayormente encaminadas a que los abusos que realmente puedan estar existiendo entre las trabajadoras temporeras no sean tomadas como una causa general. En ese sentido, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, reiteró que la Junta prepara información en diferentes idiomas para que las trabajadoras onubenses de la fresa sepan cómo denunciar los posibles abusos laborales o sexuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios