Andalucía

La Junta revisa sus contrataciones de urgencia tras el varapalo del TSJA a las convocatorias exprés

Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo. Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo.

Elías Bendodo, tras el consejo de Gobierno de este martes, en San Telmo. / M. J. López / EP

La Junta revisará el modelo de contrataciones de urgencia tras el varapalo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que esta semana ha suspendido una de las convocatorias exprés convocadas por el Gobierno andaluz en el contexto de la pandemia. El consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, es quien tiene las competencias en la materia y ha revelado que su departamento trabaja ya en una nueva fórmula después del veto del Alto Tribunal. 

La oposición y los sindicatos se habían mostrado muy críticos con la fórmula utilizada por el Gobierno de la Junta, calificada incluso de "enchufismo". El su auto, el TSJA reconoce que la convocatoria para cubrir 278 plazas de funcionarios del Cuerpo General de Administrativos incumple los principios de igualdad, mérito y capacidad en el acceso al empleo público por atender las solicitudes por orden de llegada. El escrito reseñaba que la práctica es contraria a la jurisprudencia del Tribunal Supremo y el Constitucional e incluso a la propia Carta Magna. 

El Gobierno andaluz articuló en primavera las normas que hacían posible esta contratación, que empezó a utilizarse varios meses después. Según explicaron en su momento desde la Junta a esta redacción, la fórmula excepcional para incorporar trabajadores estaba pensada para sectores como el sanitario o el de las residencias, que en aquel momento centraban las necesidades de personal.

Después la Junta utilizó el sistema para desempeños muy variados -desde técnicos de medio ambiente a informáticos pasando por conservadores de museo-, pero la polémica arreció cuando se comprobó que uno de los criterios a tener en cuenta en la contratación era el orden de llegada de los correos electrónicos enviados para presentar la candidatura. En las 32 convocatorias puestas en marcha por la Junta se ofertaron unas 3.750 plazas, aunque la mayoría fueron para los 3.000 auxiliares de playa que rondaron los arenales andaluces durante el pasado verano para comprobar que se cumplían las restricciones vigentes entonces. 

La intención de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública es modificar la resolución del 14 de abril que habilitó la fórmula de contratación de emergencia. La propuesta que ya han presentado a los sindicatos de la Mesa Sectorial del ramo consiste en acudir, primero, a las bolsas de interinos y laborales ya existentes en cada ámbito. Una vez que se hayan agotado, en vez de publicar las ofertas en el portal del empleado público sin previo aviso, se remitirá la selección de personal al Servicio Andaluz de Empleo (SAE), que habilitará un procedimiento de emergencia para acotar los plazos en las contrataciones.

Bendodo, en su comparecencia de este miércoles, ha señalado que el Gobierno andaluz "respeta" la decisión del TSJA. Además, en una nota, su departamento recuerda que la convocatoria suspendida es la única que se ha paralizado. "Otros recursos que solicitaban la suspensión cautelar de las convocatorias han sido desestimados por la Justicia", apunta el comunicado.

Por su parte, Adelante Andalucía ha anunciado que pedirá explicaciones a Bendodo en el Parlamento por "abusar y retorcer" las potestades extraordinarias del Gobierno andaluz en esta pandemia para utilizar esta fórmula de contratación. El diputado izquierdista Ismael Sánchez ha afeado también que estas convocatorias hayan dejado fuera el cupo de personas con discapacidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios