Presupuestos de la Junta Hacienda logra un recorte de 53 millones en la administración paralela

  • El debate final del Presupuesto de 2019 será en el Pleno previsto para los días 17 y 18 de julio

Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta. Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta.

Juan Bravo, consejero de Hacienda de la Junta. / EFE

Eficiencia y control del gasto para permitirse bajar impuestos y aumentar las dotaciones de sanidad, educación y políticas sociales. Es el eje marcado por Juan Bravo, consejero de Hacienda, Industria y Energía, en su política presupuestaria. En menos de diez días se conocerá el primer proyecto de cuentas andaluzas sin firma socialista, pero el Gobierno del cambio lleva semanas liberando globos sonda sobre el esperado anteproyecto de ley.

Este miércoles, en comparecencia parlamentaria, Bravo ha revelado que el plan de contención que ha impulsado entre sus compañeros de gabinete resultará en un ahorro de 53 millones de euros. ¿Cómo se logra ese resultado? Con un ajuste en el capítulo de bienes y servicios que deben acatar los entes instrumentales que “no tengan carácter esencial”.

Dentro de esa catalogación, según explicó ayer el consejero, están los entes relacionados con los servicios sanitarios, educativos y de atención a la dependencia, pero también aquellos dedicadas a las políticas medioambientales, de vivienda y de infraestructuras.

El recorte no afectará al capítulo de personal y, además, Bravo reconoció que habrá excepciones. Si la agencia empresarial o empresa pública justifica la necesidad de gasto, Hacienda podrá permitirlo.“Se trata de una recomendación general”, ha matizado el titular de Hacienda, rebajando la connotación negativa que todo plan de ajuste lleva aparejado.

“Hay voluntad decidida de contención del gasto, no se trata de quitarlo, sino de reconsiderarlo y de presupuestar correctamente para adecuarlo al gasto real”, ha explicado el consejero. La “voluntad decidida” de Juan Bravo ha permitido un recorte que, en la administración paralela, alcanza los 53 millones, pero las consejerías también tendrá que revisar sus partidas destinadas a protocolo, publicidad y premios y certámenes, reveló ayer el responsable del Presupuesto de la Junta para 2019, que, en uno de los rifirrafes con los diputados socialistas, hizo gala de su carácter austero. “Imprimo por las dos caras y reutilizo las carpetas del gobierno anterior”, ha espetado en un cruce de reproches con Noelia Ruiz.

Esa actitud ayuda, pero el aumento del 5% del montante total de las cuentas de PP y Ciudadanos se apoya, sobre todo, en el buen comportamiento de la economía, que hace posible un aumento de los ingresos fiscales y de las transferencias que el Estado envía a Andalucía.

Las fechas del Presupuesto

El detalle completo del proyecto rubricado por Bravo se conocerá el 30 de mayo y llegará al Parlamento al día siguiente, según ha revelado este miércoles la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet.

La jefa del legislativo ha comparecido para informar del aumento del 2,54% en el presupuesto de la institución que dirige, pero desveló también el calendario que seguirá el proyecto de cuentas regionales hasta su aprobación definitiva, si es que PP y Cs convencen a sus socios de Vox.

Tras la entrada del proyecto en el registro, los consejeros desgranarán sus apartados en comisiones que se celebrarán los días 3, 4 y 5 de junio. El plazo de presentación de enmiendas finalizará el día 6 y será en el Pleno del 12 y el 13 de junio cuando se celebre el debate de toma en consideración.

Mucho debe cambiar el escenario para que PSOE y Adelante no presenten una enmienda a la totalidad, que depende de Vox y de su capacidad para cumplir sus amenazas. Una vez supere este obstáculo, el proyecto continuará su trámite, con las enmiendas parciales y una votación final prevista para los días 17 y 18 de julio. Es decir, que PP y Ciudadanos, en el mejor de los casos, se estrenarán en la Junta con un Presupuesto para cinco meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios