Sucesos Atracan con armas de fuego un supermercado y una farmacia de Pino Montano

Andalucía

El Presupuesto andaluz de 2022 tendrá un montante de 43.800 millones de euros

  • El presidente de la Junta anuncia 1.000 millones de euros más para sanidad, el mayor gasto de la historia autonómica

  • El proyecto se aprobará el 3 de noviembre, haya o no mayoría para aprobarlo, y las negociaciones con el PSOE se retoman el martes próximo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. / EFE

El Presupuesto de la Junta para 2022 tendrá una cifra récord de 43.800 millones de euros, según ha anunciado en el Parlamento el presidente Juanma Moreno. Será el mayor de la historia tras superar en un 8,2% los 40.188 que contemplan las cuentas vigentes, aunque hay que tener en cuenta que este año los ingresos han crecido por la llegada del fondo Covid del Gobierno y parte del dinero europeo para atajar la pandemia, por lo que el estado de ingresos actual es superior a esa cantidad.

Fuentes del Ejecutivo andaluz han avanzado que el anteproyecto se aprobará en un Consejo de Gobierno previsto para el 3 de noviembre y que justo después irán a registrarse al Parlamento. Esto significa que llegarán a la Cámara con un leve retraso, ya que los plazos legales establecen que el presupuesto debe ir al legislativo antes del 31 de octubre.

Las mismas fuentes han confirmado que el anteproyecto de ley se tramitará en esa primera semana de noviembre, tenga o no asegurada la mayoría en la Cámara. En los tres anteriores presupuestos, el Gobierno de PP y Ciudadanos logró el apoyo de Vox, aunque en los dos últimos fue gracias a un acuerdo in extremis y los hasta ahora socios del Ejecutivo llegaron a presentar una enmienda a la totalidad. En esta ocasión, quien está más cerca de dejar pasar las cuentas por el trámite parlamentario es el PSOE, después de la maniobra de Juan Espadas y su apuesta por hacer una oposición "constructiva".

Moreno ha anunciado la cifra del proyecto de cuentas precisamente en su intercambio con la portavoz del PSOE andaluz, Ángeles Férriz, en la sesión de control al Parlamento. La diputada jiennense ha vuelto este jueves a la carga con las críticas a la gestión sanitaria del Ejecutivo andaluz y Moreno ha respondido anunciando el montante de las cuentas del año próximo y que habrá 1.000 millones de euros más en gasto en Salud, por lo que también se superará el récord en esta materia. Además, la dirigente socialista le ha preguntado si los 20.000 profesionales sanitarios que han reforzado las plantillas del SAS dejarán sus puestos, como estaba previsto, el 31 de octubre. La respuesta del Gobierno es que no todos se quedarán, pero sí muchos de ellos. 

La dureza del intercambio entre Moreno y Férriz viene precedida por una escalada de choques entre el Gobierno y los socialistas a cuenta de la rebaja fiscal que se aprobó en el Parlamento a última hora del miércoles. Sin embargo, la propia Férriz dijo antes del Pleno una sentencia que mantiene viva la posibilidad de ese acuerdo inédito entre los dos grandes partidos. "Se puede ser contundente en las críticas y hacer una oposición constructiva", espetó. La muestra de que la negociación continúa es que el PSOE y el equipo de Juan Bravo, consejero de Hacienda, han cerrado una cita el próximo martes para seguir explorando la posibilidad de esta suerte de gran coalición a la andaluza. 

La duda está en hasta dónde será capaz de llegar el PSOE, toda vez que en el Gobierno andaluz están empeñados en llevar las cuentas al Parlamento. "Los demás tendrán que retratarse", explican desde San Telmo. Las cuentas tendrán un importante aumento en el gasto en servicios públicos, sobre todo en sanidad, pero también habrá crecimiento en educación y servicios sociales. Las tesis en el equipo del presidente es que, con esos mimbres, será difícil que los socialistas tumben las cuentas, aunque el calendario de octubre está lleno de obstáculo para un acuerdo entre socialistas y populares.

Las cuentas se aprobarán después de un debate del estado de la comunidad, fijado para los días 27 y 28 de octubre, donde volverán a verse las diferencias entre el Gobierno y el principal partido de la oposición. No hay que olvidar que hay voces dentro del PSOE que muestran su extrañeza ante la estrategia de Espadas. Tampoco ayuda la confrontación que en San Telmo practican contra La Moncloa, sobre todo después de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y las críticas que el propio Juanma Moreno ha lanzado  con el dinero que llegará a Andalucía.

Los mensajes públicos que Juanma Moreno ha enviado en los últimos días van encaminados a buscar el máximo apoyo de las cuentas, a izquierda y derecha. Pero sus socios de Vox no están por la labor de cambiar el guión a última hora, como hicieron en las últimas dos negociaciones presupuestarias. El portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, aprovechó una pregunta en la sesión de control para recuperar la idea de que las "fuerzas del cambio" son tres, PP, Ciudadanos y Vox. Ni el envite que Juan Marín propinó a Macarena Olona desde la tribuna de San Telmo ha desanimado a Bendodo de intentar seducir a la formación derechista. Alejandro Hernández, que era quien hacía la pregunta, esgrimió los incumplimientos de los pactos ya suscritos como argumento para rechazar los cantos de sirena del consejero de Presidencia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios