Andalucía

Un bebé de 40 días resulta herido durante una pelea entre sus padres

  • La riña se inició cuando la madre llegó de la calle a las tres y media de la madrugada

Comentarios 11

Una mujer de 42 años fue detenida en la mañana del pasado miércoles después de que su pareja la denunciara por la supuesta agresión cometida contra su hijo, un bebé de tan sólo cuarenta días, que recibió varios golpes en la cabeza y en un brazo en el transcurso de una pelea.

Los hechos, según el relato facilitado por fuentes policiales, se produjeron durante la noche anterior en su domicilio de San Fernando, en la calle Servando Camúñez. El padre del recién nacido se encontraba dándole el biberón al recién nacido en torno a las tres y media de la madrugada cuando su pareja, la madre del crío, llegó de la calle.

El hombre recriminó a la mujer su tardanza, lo que inició una fuerte discusión en la que el bebé se encontraba en medio y que terminó a golpes entre ambos.

Sin embargo, no fue hasta la mañana siguiente cuando a la luz del día el padre se percató de que el recién nacido presentaba varios hematomas en la cabeza y en uno de sus brazos, por lo que dedició denunciar los hechos en Comisaría.

El denunciante afirma que, al ser de noche y encontrarse el cuarto casi a oscuras, no se percató de los golpes que había sufrido el niño durante la riña que sus padres habían mantenido en la madrugada anterior.

El bebé fue entonces sometido a una primera exploración médica en el centro de salud Rodríguez Arias, situado junto a Comisaría, en la que efectivamente se detectaron hematomas en la cabeza y en un brazo. Para mayor seguridad, no obstante, los médicos que le atendieron derivaron al pequeño al hospital Puerta del Mar de Cádiz con el objeto de que se le practicara un reconocimiento más exhaustivo. El bebé quedó ingresado en observación bajo la custodia de su padre.

Por otro lado, agentes de la Policía Nacional procedieron en esa misma mañana a la detención de su madre, que tras prestar declaración en Comisaría pasó a disposición judicial y ayer quedó en libertad con cargos a la espera del juicio.

Se da la circunstancia de que ambos -tanto el padre como la madre del recién nacido- cuentan con antecedentes penales por delitos contra la salud pública. Él, además, contaba con una orden de alejamiento que había sido dictaminada después de que ella lo denunciara años atrás por malos tratos.

Sin embargo, a pesar de esta orden de alejamiento, la relación de ambos había continuado posteriormente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios