Campaña gripe estacional Sanidad baraja la administración de una vacuna de la gripe más protectora

  • La población tendrá acceso por primera vez a la vacuna tetravalente, que inmuniza frente a una cepa gripal más

  • La campaña se adelantará este año como prevención ante el Covid-19

Un médico administra la vacuna de la gripe estacional a un hombre en un centro de salud. Un médico administra la vacuna de la gripe estacional a un hombre en un centro de salud.

Un médico administra la vacuna de la gripe estacional a un hombre en un centro de salud. / Rafael González

La campaña de vacunación de la gripe estacional será diferente esta temporada. La pandemia del Covid-19 también está condicionando de modo notable las prácticas sanitarias, más cuando se trata de extender la inmunización frente a una enfermedad respiratoria, la gripe común, cuyos síntomas y efectos no son muy diferentes a los que provoca el SARS-CoV-2.

Con el objetivo de reducir las consecuencias del solapamiento de dos posibles picos de enfermos y posibles hospitalizaciones, las administraciones sanitarias han decidido adelantar la campaña de vacunación y aumentar la protección inmunitaria contra los diversos tipos de gripe que circulan invierno tras invierno.

Para lograr esta protección extraordinaria, los sanitarios del SAS pondrán este año la vacuna tetravalente, la que protege frente a cuatro cepas víricas diferentes en lugar de las tres contra las que inmuniza la vacuna trivalente, que ha sido la de uso corriente hasta la fecha en los centros de salud andaluces. Será la primera vez que se use, para ello trabajan los dirigentes sanitarios. El fin es disminuir la probabilidad de contagio y del padecimiento de la enfermedad gripal de aquellas personas que se hayan vacunado. Y, de paso, evitar la confusión con el contagio del Covid-19.

Inmunidad frente a un segundo tipo de gripe B

Las vacunas contra la gripe han sido diseñadas durante años para proteger contra tres virus diferentes. Son las llamadas vacunas trivalentes, las que protegen contra dos tipos de virus de la gripe A –la H1N1 y la H3N2–, además del virus de la gripe B. Al existir dos cepas diferentes de la gripe B en circulación durante la mayoría de las estaciones, la vacuna tetravalente incluye la inmunización contra ambas, procurando un nivel de protección más amplio, informan fuentes del sector farmacéutico.

Como en campañas anteriores, la Consejería de Salud no se plantea la obligatoriedad de la vacunación de la gripe, pero sí instará a las población en general y a los profesionales de ámbitos esenciales en particular, como a los profesionales del ámbito de la salud, a que "tengan en cuenta el momento especial en que nos encontramos, en el que la prevención de enfermedades infecciosas es prioritaria", informan desde el departamento del Plan de Vacunaciones de la Consejería.

Más dosis para una mayor demanda

La administración sanitaria andaluza se ha provisto además de un mayor número de dosis este año, pues espera que la demanda sea mayor que en anteriores campañas por parte de la población de riesgo –las personas mayores de 65 años, los internos en las residencias y los ciudadanos con enfermedades de base que pueden ver agravados los síntomas durante el curso de la gripe estacional–.

El objetivo consensuado entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas es alcanzar al menos coberturas del 75% entre el personal sanitario y las personas mayores de 65 años y de un 60% entre las embarazadas y los pacientes con condiciones de riesgo.

Se adelanta la campaña

Tal como adelantó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la campaña de vacunación se adelantará en torno a dos semanas con respecto a las anteriores en todo el país. Así lo confirma a este periódico la Consejería de Salud, que prevé que se pongan en marcha las vacunaciones hasta dos semanas antes que en la estación anterior. La fecha de inicio de la campaña de vacunación antigripal para la temporada 2019-2020 fue el 28 de octubre de 2019.

Inmunización en las calles y plazas

Otra de las novedades de la próxima campaña de la gripe estacional está relacionada con el modo en que se facilitará su administración. Fuentes del sector farmacéutico señalan que la población tendrá acceso a vacunarse en la vía pública. De ese modo, habrá disponibles expositores sanitarios en las calles y las plazas de los municipios y localidades de Andalucía, buscando no sólo facilitar el procedimiento a los ciudadano sino el alivio en los centros de salud.

Las autoridades sanitarias trabajan en cerrar una serie de protocolos con las oficinas de farmacia comunitarias para que informen de la activación de la campaña de la vacunación y de los puntos viarios de su administración a los pacientes pertenecientes a la población de riesgo, sean personas de la tercera edad o pacientes con varias patologías susceptibles de complicaciones si enferman de gripe o de Covid-19.

Pese a que prima la precaución y que no sobra la adopción de medidas excepcionales vinculadas a la salud, los epidemiólogos creen que durante el próximo otoño e invierno descienda la incidencia de contagios de gripe común. El uso de la mascarilla y la conciencia general en cuanto a la importancia de la higiene reducirá el contagio de estos virus respiratorios propios de las estaciones frías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios