Andalucía

El consejero de Salud reconoce los errores pero defiende que la sanidad andaluza "es equiparable a cualquier país avanzado"

  • Aquilino Alonso anuncia la contratación de 3.000 profesionales y la estabilización de 10.100 interinos 

El consejero de Salud (i), momentos antes de su comparecencia en el Parlmento andaluz. El consejero de Salud (i), momentos antes de su comparecencia en el Parlmento andaluz.

El consejero de Salud (i), momentos antes de su comparecencia en el Parlmento andaluz. / EFE

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, admitió este miércoles que el Gobierno andaluz "ha cometido errores" pero insistió en que la calidad de la sanidad andaluza "es equiparable a la de cualquier país avanzado". Alonso compareció a petición propia en el Parlamento de Andalucía para explicar la política sanitaria de la Junta un día después de la dimisión de su viceconsejero, Martín Blanco, y el gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, y la derogación de las fusiones de hospitales en Granada y Huelva.

El titular de Salud comenzó su intervención expresando su "absoluto respeto" a las reivindicaciones de los profesionales, pero criticó "el mensaje catastrofista de algunos que sólo buscan desprestigiar a la sanidad andaluza". "En Andalucía debemos estar orgullosos de una sanidad andaluza que no excluye a nadie", insistió Aquilino Alonso, que recordó que "en los años más duros de la crisis se apostó por una sanidad gratuita y solidaria". El consejero de Salud aludió a la asistencia sanitaria a los inmigrantes, la eliminación del copago a los pensionistas y la financiación del tratamiento de la hepatitis C. Alonso admitió el impacto de la crisis en las cuentas de su departamento, y culpó a la asfixia por el sistema de financiación autononómica y "la restrictiva política de personal" por la limitación a la tasa de reposición.

El consejero de Salud resaltó que durante la crisis se priorizó el sostenimiento de la atención sanitaria por delante de la construcción de nuevas infraestructuras. Sin embargo, insistió en que la dotación presupuestaria para la sanidad se ha incrementado un 13% en los últimos tres años y supone el 6,3% del PIB andaluz, "un punto por encima de la media pese a la injusta financiación" a la que está sometida Andalucía. Esas mejoras se traducirá en la contratación de 3.000 nuevos profesionales "por la aplicación de la jornada semanal de 35 horas" así como la estabilización de 10.100 interinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios