Elecciones Andalucía

Juanma Moreno se postula como nuevo presidente andaluz

  • El candidato del PP anuncia que se presentará a la investidura para liderar el Gobierno del cambio

  • Populares (26), Ciudadanos (21) y Vox (12) suman suficiente mayoría en el Parlamento

Juanma Moreno celebra el resultado con sus compañeros. Juanma Moreno celebra el resultado con sus compañeros.

Juanma Moreno celebra el resultado con sus compañeros. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 3

Días antes de las elecciones, el candidato del PP Juanma Moreno tenía un pálpito. El cambio, eso que ha dicho y repetido durante toda la campaña, estaba por venir. Moreno reveló a este periódico, apenas unas horas antes de la votación, que la calle, la gente, le transmitía un giro en el sentido del voto, pero que no sabía adónde iría. Esta noche lo ha confirmado. La derecha andaluza, fruto de la sorprendente irrupción de Vox, tiene la oportunidad de gobernar Andalucía después de 36 años de socialismo.

"¡Voy a presentarme a la investidura!", ha exclamado Moreno para el regocijo de los presentes. "Desde esta noche voy a trabajar para hablar con todas fuerzas políticas con el objetivo de alcanzar una mayoría alternativa y conformar un Gobierno de cambio", ha afirmado con rotundidad el presidente andaluz del PP en una intervención que ha sido interrumpida continuamente por los militantes reunidos en la sala de prensa con aplausos y vítores. Y un grito en la bienvenida: "¡Sí, sí, sí; el cambio ya está aquí!".

El tan pregonado cambio se ha materializado en las elecciones andaluzas del 2-D. Y eso que el PP, observados los datos, ha perdido siete escaños respecto a las elecciones de 2015. De 33 escaños ha pasado a 26. Moreno, sin embargo, ha restado importancia a ese detalle. Ni siquiera lo ha mencionado. El candidato popular ha debido de sumar los 59 asientos obtenidos por PP, Ciudadanos y Vox, cuatro más de la mayoría absoluta en el Parlamento.

Moreno ha comenzado recordando los hitos de la campaña, incidiendo en el carácter plebiscitario de estas elecciones. "Planteamos continuidad o cambio y, a lo largo de estas dos semanas, hemos visto cómo los andaluces deseaban ese cambio. ¡Y es lo que van a tener!", ha explicado Moreno, refiriéndose al "cansancio y el hastío del pueblo andaluz después de 40 años de hegemonía socialista, de un modo de gobernar distanciada de ciudadanos, que lo ha hecho desde la soberbia, sin saber entender los deseos de Andalucía, que ha votado por una alternativa".

"En Andalucía no va a haber un bloqueo político", ha adelantado Moreno en relación a una investidura que la presidenta en funciones, Susana Díaz, había estado alertando en los días previos a los comicios. Y, en relación a los posibles socios de Gobierno en San Telmo, Moreno no ha descartado negociar ni con Ciudadano ni con Vox: "Hago un llamamiento a todas las fuerzas políticas que pretenden una alternativa. Tenemos tiempo para conversar", ha señalado sobre "el futuro de Andalucía, que necesita de un nuevo Gobierno". "Ha acabado el monopolio del partido único", ha subrayado.

Que nadie tema el cambio, ha dicho Moreno, quien ha añadido que, en lo por venir, "aportará honestidad, eficiencia de gestión, compromiso, frescura y juventud" para una tierra, Andalucía, que es "un bólido de Fórmula 1 y al que ahora le vamos a poner un buen piloto". Moreno ha reseñado las líneas maestras para la XI Legislatura (empleo, servicios públicos esenciales, potenciar el sector alimentario y turístico), si, efectivamente, la derecha llega a un acuerdo para gobernar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios