Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Andalucía

La oposición considera opacas las negociaciones sobre financiación autonómica

  • El PSOE recuerda que ha sido María Jesús Montero quien ha convocado el Consejo de Política Fiscal y Financiera que hoy aborda en Madrid el aumento del objetivo de déficit

Susana Díaz, con Mario Jiménez. Susana Díaz, con Mario Jiménez.

Susana Díaz, con Mario Jiménez. / EFE

Este jueves se reúne en Madrid el Consejo de Política Fiscal y Financiera y el lunes Susana Díaz se verá con Pedro Sánchez en La Moncloa. En ambos encuentros se abordará un asunto capital para la presidenta de la Junta, la reforma de la financiación autonómica, descafeinada por el jefe del Ejecutivo. A cambio, habrá compensación para Andalucía, como comunidad infrafinanciada que es y todas las fuerzas políticas reconocen. Sin embargo la oposición cree que le faltan datos.

Sobre la financiación, la argumentación es clara. Si hubo un acuerdo en el Parlamento que pedía un nuevo modelo y 4.000 millones para Andalucía, el Gobierno debe contar con los grupos de la Cámara cuando comience la negociación. Ese día es, presumiblemente, este jueves cuando María Jesús Montero, ministra de Hacienda, llegue al punto del orden del día que incluye un informe para avanzar en una reforma que, como reconoció Pedro Sánchez, no acabará en esta legislatura.

El modelo pactado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero con los nacionalistas de ERC -y con el beneplácito de José Antonio Griñán- va camino del lustro de caducidad, pero tendrá que seguir esperando. Habrá más dinero para las regiones infrafinanciadas. Lo adelantará Montero en su reunión con las regiones y Sánchez, probablemente, será más específico en su conversación con Díaz. Sobre la mesa están proyectos como el tren Algeciras-Bobadilla, pero también un plan de empleo especial para la región.

Parte de ese dinero llegará con las entregas a cuenta, que es la financiación que el Estado adelanta a los territorios para que puedan elaborar sus Presupuestos. Sin embargo, el dato no se conocerá hasta finales de julio, en otro Consejo de Política Fiscal y Financiera. En la reunión que se celebra esta mañana se informará oficialmente a las regiones de un cambio en los objetivos de déficit que permitirá a Andalucía contar con 350 millones de euros más para armar sus cuentas autonómicas de 2019.

Esa cantidad es el resultado de la relajación en el control del gasto lograda por el Gobierno socialista en sus negociaciones con Bruselas. A nivel estatal, el déficit de 2019 deberá quedarse en el 1,8% del PIB, medio punto más que el límite previo. Gran parte de ese medio punto, un 0,2% concretamente, se va para las regiones. En la Junta han mostrado su satisfacción por el logro del binomio económico del Ejecutivo: las ministras de Economía y Hacienda, Nadia Calviño y la andaluza Montero.

En el PP no están tan satisfechos. "Se está conformando con la deuda, con la posibilidad de más déficit. Que te puedas ir a un banco a pedir mas deuda", dijo este miércoles la portavoz parlamentaria del PP, Carmen Crespo, que acusó a Díaz de "pisotear el Parlamento" por su respuesta al bloqueo de la reforma de la financiación anunciada por Sánchez.

La intención de los populares, aclaró este miércoles Crespo, es pedir que Díaz comparezca en la Cámara para explicar el resultado de su visita a Moncloa, pero también "qué demandas" lleva Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Hacienda, a un Consejo de Política Fiscal y Financiera que, según el PP, "nadie sabe cuál es su contenido".

El resto de la oposición coincide con el PP en lo que consideran una falta de transparencia del Gobierno andaluz. "Nos habría gustado que nos hubiera informado antes", reconoció el portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, que es muy pesimista con la reunión entre Díaz y Sánchez. "No espero nada que no haya dicho ya", lamentó al referirse a la negativa del presidente del Gobierno a reformar la financiación. A cambio, cree el líder naranja "repartirá limosna" para que las regiones que lo demandaban "se callen la boca".

Para el dirigente regional de Ciudadanos, las hipotéticas negociaciones bilaterales son una forma de que Sánchez "pague su sillón a nacionalistas y populistas". "Por eso no puede abordar la petición de Díaz", añadió Marín antes de calificar como "templada" la respuesta de la presidenta de la Junta al parón en la reforma.

Esa sutileza que Marín le achaca a Díaz es incompatible con la defensa "a ultranza" del pacto alcanzado en el Parlamento que Elena Cortés, portavoz adjunta de IU, le reclamó este miércoles a la jefa del Ejecutivo. Su homóloga en Podemos, Esperanza Gómez, dijo esperar poco de la reunión entre la presidenta de la Junta y el presidente del Gobierno, pero también ha cargado contra la ministra de Hacienda, "que cada vez se parece más a Cristóbal Montoro".

En el PSOE lo ven completamente distinto y su portavoz parlamentario, Mario Jiménez, se congratuló por que "en 40 días" el Gobierno de Pedro Sánchez haya hecho lo que no hizo el de Rajoy "en años". Se refería así a la convocatoria para este jueves del Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde además del modelo de financiación, también se analizará la posibilidad de crear un grupo de trabajo para trabajar por la armonización fiscal y se informará a las regiones de la senda de estabilidad hasta el año que viene y de la regla de gasto para 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios