Consejo de Gobierno

La primera fase del recorte del impuesto de Sucesiones entrará en vigor en agosto

  • La Junta amplía la deducción por herencia de vivienda habitual y eleva al 99% la reducción en explotaciones agrarias. El aumento del mínimo exento se aplicará a partir del 1 de enero de 2017.

Comentarios 5

La primera fase de la reducción del impuesto de Sucesiones entrará en vigor el próximo martes. El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó ayer un decreto ley por el que amplía las deducciones por la herencia de vivienda habitual y eleva al 99% las reducciones en las explotaciones agrarias. La norma, que será publicada el próximo lunes 1 de agosto en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para su vigencia al día siguiente, es fruto del acuerdo suscrito el pasado 17 de junio entre el PSOE y Ciudadanos para la reforma de este tributo. La segunda fase de la modificación del impuesto elevará el mínimo exento de tributación hasta los 250.000 euros y corregirá el error de salto para las herencias comprendidas entre esta cantidad y 500.000 euros. Tal y como estaba previsto en el pacto entre socialistas y Ciudadanos, será tramitada a través de la Ley de Presupuestos para que sea aplicable a partir del 1 de enero de 2017.

 

"La reforma del impuesto de Sucesiones es francamente buena, justa y progresiva. Y para el criterio del Gobierno andaluz, es la adecuada", insistió la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, que descartó que la Junta acometa más cambios en este tributo. "Si alguna formación tiene como objetivo eliminar el impuesto, debe proponerlo a nivel estatal para que se compense a las comunidades a las que se incorporó ese impuesto como parte de su modelo de financiación y evitar la competencia fiscal", señaló Montero.

La reducción del impuesto de Sucesiones beneficiará a unos 3.100 contribuyentes, el 56% del total, y supondrá un impacto total de 125 millones de euros anuales en las cuentas de la administración regional, según los cálculos de la Consejería de Hacienda. De esta cantidad, las medidas aprobadas ayer suponen 16 millones de euros en el  caso de la deducción por vivienda habitual, y otros 5,8 millones en el de las explotaciones agrarias. La Junta confía en compensar esta merma "aprovechado la recuperación económica y la mejora de la recaudación de la Administración pública", resaltó la titular de Hacienda.

 

Para Ciudadanos, la celeridad con la que se ha aprobado la medida -el programa electoral del PSOE recogía la reforma pero dejaba de margen hasta 2019- es una muestra de la "presión" del partido naranja, según su presidente  y portavoz del grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín. "Se hace justicia social en Andalucía, después de 35 años en los que el gobierno socialista no ha querido nunca hacer reformas fiscales", afirmó en Madrid, al término de la reunión de la ejecutiva nacional. Con la firma de este decreto Marín da por cumplida otra "exigencia" de Ciudadanos, que era que empezara a bajar en 2016, y no en 2017 "como quería el gobierno de Susana Díaz". "Es un día muy importante. Estamos satisfechos y orgullosos de que por fin comencemos a armonizar este impuesto con el resto del territorio nacional", concluyó el líder andaluz de Ciudadanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios