Financiación

La bajada del Impuesto de Sucesiones ha beneficiado a más de 134.000 andaluces en dos años

  • Ciudadanos condiciona la negociación de los presupuestos de 2019 a una nueva rebaja de impuestos

Juan Marín, presidente y portavoz de Ciudadanos en Andalucía. Juan Marín, presidente y portavoz de Ciudadanos en Andalucía.

Juan Marín, presidente y portavoz de Ciudadanos en Andalucía. / EP (Sevilla)

Comentarios 18

Más de 134.000 andaluces se han beneficiado de la rebaja del Impuesto de Sucesiones y Donaciones dos años después de su entrada en vigor, según datos de la Agencia Tributaria de Andalucía divulgados este miércoles por el líder de presidente y portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, Juan Marín. "Esto demuestra que con ocho diputados hemos sido útiles para los andaluces con la reforma fiscal que hicimos desde Ciudadanos", sostuvo el líder regional de la formación naranja.

Desde agosto de 2016, un total de 128.318 agricultores se han acogido a la bonificación del 99% en el caso de herencias de explotaciones agrarias. Además, otros 6.083 andaluces han disfrutado de una bonificación similar en el legado de una vivienda habitual entre familiares directos, según expuso Juan Marín.

El líder andaluz de Ciudadanos incidió en que los ingresos por el impuesto de Sucesiones se han reducido en 26 millones de euros durante el primer semestre de 2018 en comparación con el mismo periodo del 2017. En opinión de Juan Marín, esta cifra implica que los andaluces cuentan con 26 millones de euros extra en los bolsillos. 

En cambio, la recaudación de la Junta de Andalucía por el conjunto de tasas y tributos ascendió un 4,28% en la primera mitad de este año, hasta los 7.574,7 millones de euros, pese a la entrada en vigor de una nueva rebaja del tramo autonómico del IRPF. "Todo esto pone de manifiesto que bajando tanto el IRPF como el impuesto de Sucesiones se recaudaría más, tal y como dijimos", aseguró Juan Marín.

Con estas cifras bajo el brazo, Ciudadanos cree que ha llegado el momento de ejecutar otra bajada de impuestos en Andalucía. Concretamente, plantea un recorte del tramo autonómico del IRPF en 1,5 puntos, lo que "beneficiaría a 2,5 millones de andaluces y tendría un impacto de más de 146 millones de euros", expuso el presidente y portavoz del grupo parlamentario del partido naranja.

Es más, Juan Marín consideró que esta rebaja fiscal es "una línea roja" para la negociación de los presupuestos autonómicos de 2019. Además del recorte del IRPF, la formación exige "nuevos avances" en el impuesto de Sucesiones, así como regresar a la situación previa a 2012 en el caso del impuesto del Patrimonio, y una bajada sustancial del impuesto de Actos Jurídicos Documentados. 

"Si Susana Díaz quiere hablar con Ciudadanos no tendrá más remedio que hablar de una reforma fiscal para 2019", ha manifestado Marín, quien sin embargo expresó sus dudas de que el Gobierno realmente tenga voluntad de buscar un acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios