Resultados elecciones andaluzas

Fiesta rojigualda en Vox antes de "eliminar las autonomías"

  • El partido celebra en la Taberna de Plateros de María Auxiliadora su irrupción en la política regional

  • Los militantes agitan una bandera gigante al grito de '¡Soy español!'

Al grito de "¡Soy español, español, español!" y agitando una bandera rojigualda de dimensiones monumentales, varios cientos de afiliados y simpatizantes de Vox han celebrado su irrupción en la política autonómica. La bodega de la taberna de Plateros de María Auxiliadora ubicada en la calle Queso ha sido el escenario escogido para la celebración. Allí, a través de una pantalla gigante, los simpatizantes han seguido con euforia el escrutinio, con un resultado que les otorga la llave del Gobierno autonómico y al que Córdoba ayuda con un parlamentario, el abogado Alejandro Herández, que se desplazó a Sevilla para seguir de cerca los resultados.

"Hace poco teníamos 43 afiliados y ahora somos 310 en toda la provincia", resumía con números concretos el vicepresidente provincial de la formación de derechas, Rafael Saco, que hizo de anfitrión entre simpatizantes y afiliados. Mientras que la política autonómica se estremecía por la irrupción de Vox en el Hospital de las Cinco Llagas, la formación tiene claro que el respaldo ciudadano es el resultado de cinco años de trabajo.

"Todo ha ido poco a poco y al final ha funcionado el boca a boca", resumía Saco. Hace un par de años, el líder del partido, Santiago Abascal, se desplazó a Córdoba para animar a sus simpatizantes y darles fuerzas: "Nos dijo que nuestro mensaje estaba calando, que iba a ser como la lluvia fina, que no esperáramos un boom", recuerda.

Así, de no tener infraestructura en Córdoba, el partido cuenta con coordinadores en Lucena, Cabra, Puente Genil o Pozoblanco, municipios donde el impacto de Vox ya se ha notado en las urnas. Y, como hilo conductor, mensajes insistentes repetidos como un mantra: "Bajar los impuestos, actuar con sentido común y eliminar las autonomías". Paradójico, pues, que el partido que tiene la llave de Gobierno en Andalucía agite como uno de sus lemas más potentes "devolver las competencias al Estado central".

"Las autonomías han acentuado las diferencias entre los españoles y han creado conflictos que antes no existían", resume el vicepresidente. El objetivo, al fin, es "reducir la administración paralela", una idea que los grandes partidos han manoseado en los últimos años mientras el descontento crecía entre la ciudadanía.

Hay quien durante la euforia de la celebración no dudó en coger un micrófono y entonar un pasodoble mientras al fondo de la bodega, en la pantalla gigante, la televisión pública andaluza, esa que Vox aboga por desbaratar, debatía sobre la irrupción de la "extrema derecha" en el arco parlamentario. "Presentíamos lo que podía pasar, lo notábamos en la reacción de la gente", resumía Miguel, un afiliado que en las últimas semanas ha participado en mesas informativas en el Bulevar del Gran Capitán o la plaza del Zoco. "Hay mucha gente que, al acercarnos a comunicar nuestro mensaje, nos decían que nos apoyarían", resume ahora. Lo hacían con la boca chica, sí, pero el resultado ha sido impactante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios