Jornada

La Diputación apoya el trabajo de las IGP de la aceituna

  • Rodríguez Villalobos destacó la importancia que la aceituna de mesa tiene en la provincia de Sevilla, líder andaluz en producción y en volumen de industrias de transformación

El presidente de la Diputación de Sevilla en la Feria de Pan, el Aceite y la Aceituna. El presidente de la Diputación de Sevilla en la Feria de Pan, el Aceite y la Aceituna.

El presidente de la Diputación de Sevilla en la Feria de Pan, el Aceite y la Aceituna.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, se acercó a saludar a los participantes en la jornada informativa del Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de las aceitunas manzanilla y gordal de Sevilla, que se celebró en el marco de la V Feria del Pan, el Aceite y la Aceituna que se ha celebrado este fin de semana en la sede provincial.

La jornada, organizada con la colaboración de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Sevilla, contó con la asistencia, entre otros, del presidente y la secretaria general del Consejo Regulador de las IGP de la Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa de Cáceres y Rosario Acosta, respectivamente; del secretario general de COAG, Ramón García; y los responsables de Aceituna de Mesa de COAG Andalucía y de la provincia de Sevilla, Antonio Rodríguez y Francisco Manuel Fernández, respectivamente.

Al hilo de la esta jornada, Villalobos destacó la importancia que la aceituna de mesa tiene en nuestro territorio, líder andaluz en producción y en volumen de industrias de transformación, con un registro de 134 entamadoras que representan en torno al 60% del total de la región.

Recordó, además, que el pasado mes de octubre se publicaba en el BOE la concesión de la protección nacional transitoria a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) para las aceitunas sevillanas manzanilla y gordal, un trámite que llegaba días después de que la Junta de Andalucía hubiera aprobado el reglamento de funcionamiento del Consejo Regulador de ambas menciones.

Estas etiquetas de calidad constituyen, a juicio del presidente de la Diputación de Sevilla, un instrumento para posicionar estratégicamente estas dos variedades de aceitunas sevillanas, “con todos los beneficios sociales y económicos que ello puede aportar a nuestra provincia”.

El planteamiento que inicialmente se baraja consiste en poder ofrecer al mercado las primeras aceitunas de mesa con el distintivo de calidad de las IGP para principios de 2020. “Para conseguir tal propósito se hace más necesario que nunca que todas las partes implicadas en el sector (productores, entamadores, operadores y envasadores) aúnen sus fuerzas en un trabajo común”, indicó.

En este sentido, abundó en la conveniencia de ese “caminar juntos en una misma dirección” para impulsar y promocionar el prestigio de estas dos variedades de aceitunas sevillanas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y, sobre todo, en una situación como la actual, “con los frenos que para las exportaciones están representando las políticas arancelarias de Estados Unidos”. En este punto, se detuvo en el caso de la aceituna negra, un sector que ha cifrado en unos 24 millones de euros las pérdidas entre enero y noviembre del año pasado.

Rodríguez Villalobos mostró, por último, el apoyo de la Diputación al trabajo que tiene por delante el Consejo Regulador, ya que “las IGP de nuestras aceitunas manzanilla y gordal sólo pueden contribuir a revalorizarlas como producto de calidad que son”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios