Recaudación

Renovación del acuerdo entre la Diputación y el Catastro

  • Rodríguez Villalobos afirma que “la actualización de los padrones de IBI permite a los ayuntamientos garantizar servicios públicos de calidad a sus vecinos”

El presidente de la Diputación de Sevilla saluda al director general del Catastro, Fernando de Aragón. El presidente de la Diputación de Sevilla saluda al director general del Catastro, Fernando de Aragón.

El presidente de la Diputación de Sevilla saluda al director general del Catastro, Fernando de Aragón.

La Diputación de Sevilla y la Dirección General del Catastro del Ministerio de Hacienda renovaron ayer su colaboración, que se remonta a 2014, por la que la Corporación intermunicipal realiza el ejercicio de varias funciones de gestión catastral en la provincia, a través del Organismo Provincial de Asesoramiento Económico y Fiscal, Opaef.

Al hilo de este convenio, el presidente Villalobos resaltó ayer como idea principal el hecho de que “actualizar los padrones de IBI en las localidades sevillanas permite a los ayuntamientos, gracias a los recursos financeros que se obtienen, garantizar la correcta y efectiva prestación de servicios públicos de calidad a los vecinos y vecinas de todo el territrorio”.

En esa línea, el presidente de la Diputación puso de relieve que “este acuerdo es fruto de la acertada política de alianzas que Opaef viene trazando en los últimos años con otras instituciones, tanto públicas como privadas, para optimizar el servicio que presta a los consistorios y mejorar su gestión diaria”.En el acto, además de Villalobos, estuvieron presentes el director general del Catastro, Fernando de Aragón, otros técnicos de dicho organismo, la diputada provincial de Hacienda y vicepresidenta del Opaef, Concepción Ufano, la directora del Área de Hacienda, Inmaculada Muñoz, y el director gerente del Organismo, Juan Francisco González Alfonso.

En palabras de Villalobos, “este acuerdo es una herramienta de suma importancia, porque estamos hablando del principal tributo local que recaudan nuestros ayuntamientos y es necesario no perder de vista que detrás de todo tributo no pagado hay un servicio público que se deja de prestar”.También se refirió el presidente provincial a “la gran labor en la provincia en este ámbito de la gestión catastral que está desplegando Opaef, ya que en el periodo comprendido entre 2002 y 2017, se han realizado 451.000 alteraciones catastrales, de las que 256.000 han sido alteraciones de orden jurídico y 196.000 de orden físico o económico”.

“Gracias a ese trabajo, durante los últimos 15 años, Opaef ha facilitado ingresos adicionales de 124 millones de euros, en concepto de IBI, para los ayuntamientos de la provincia, lo que supone una media de incremento de 7,3 millones de euros anuales”, enfatizó el presidente Villalobos.

La colaboración entre Diputación y la Secretaría de Estado de Hacienda, en materia de gestión catastral, se remonta a 1992, cuando mediante un primer convenio, el ente provincial se hacía cargo de los cambios de titularidad en el Catastro. Ya en 2002, esta colaboración en materia catastral se amplía, incluyendo también la gestión de las alteraciones físicas y económicas en la provincia. Y será en 2014 cuando se produzca la refundación de ambas gestiones, en un convenio integral, precedente del que se ha firmado hoy.En el presente acuerdo, Opaef sigue realizando en la provincia las funciones de gestión catastral, con el objetivo de ampliar su carta de los servicios prestados a los ayuntamientos sevillanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios