Festival de Sitges

'Ánimas' se estrena hoy en los cines tras su paso por Sitges

  • Los andaluces Laura Alvea y José Ortuño plantean un 'thriller' psicológico sobre el miedo a crecer y los temores más primarios

Ángela Molina interpreta un papel secundario en la película. Ángela Molina interpreta un papel secundario en la película.

Ángela Molina interpreta un papel secundario en la película.

Los directores andaluces Laura Alvea y José Ortuño inauguraron ayer la sección Noves Visions del Festival de Sitges con Ánimas, un thriller psicológico que ya fue seleccionado cuando era un proyecto por L’Atelier de la Cinéfondation de Cannes -una iniciativa que pone el foco en el trabajo de jóvenes valores- y que hoy llega a las salas de cine españolas.

Coproducción de La Claqueta y de Acheron Films, Ánimas supone un importante cambio de tercio con respecto al anterior largometraje del tándem, la celebrada comedia negra The Extraordinary Tale. Ahora, Alvea y Ortuño relatan el claustrofóbico descenso a los infiernos de Álex y Abraham (Clare Durant e Iván Pellicer), dos adolescentes cuya vida se ve sacudida por sucesos extraños cuya explicación se irá desvelando con el desarrollo de la trama. "Cuando uno hace una película se lleva tanto tiempo trabajando en un estilo, en un tono, que cuando empiezas otro trabajo te apetece pasar a otro registro", afirma Ortuño sobre ese cambio de piel que ha experimentado su obra, aunque sea "inevitable", matiza Alvea, que "nuestra obra tenga un sello propio porque al fin y al cabo somos nosotros quienes estamos detrás de las dos películas".

Con una factura técnica impecable, parte de esa marca de la casa de la que habla Alvea, en Ánimas se aprecia la pasión que los directores sienten por el cine de terror. "Casi en cada escena hay un homenaje a aquellos filmes que nos gustan", reconoce Ortuño, "desde los clásicos como Psicosis a títulos más recientes como Déjame entrar o It Follows".

Ángela Molina y Luis Bermejo arropan a los debutantes Clare Durant e Iván Pellicer

En la cinta, el terror viene de la frágil psicología de los personajes, enfrentados a una realidad y unas emociones que no controlan. "Nos parece que el cine de terror es para hablar de los miedos primarios, y aquí hablamos del temor a crecer. El protagonista está en esa etapa en la que debe dejar atrás la infancia y la adolescencia, un periodo ciertamente terrorífico".

Los jóvenes Clare Durant, Iván Pellicer y Chacha Huang comparten planos con actores curtidos como Luis Bermejo y Ángela Molina. "El hecho de que los primeros no tengan experiencia no era para nosotros un hándicap, nos interesaba extraer de ellos su naturalidad. Pero queríamos también que estuviesen arropados por alguien con la presencia y la personalidad de Ángela Molina. Contar con ella, y con Bermejo, ha sido un verdadero lujo", valoran los cineastas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios