Cines

El Cine Odeon Plaza de Armas apuesta por la última tecnología en su Sala Onyx

  • Es el segundo cine de España que posee esta pantalla, que brinda al público "una experiencia inmersiva"

Personajes de 'Star Wars', en los asientos reclinables de la Sala Onyx. Personajes de 'Star Wars', en los asientos reclinables de la Sala Onyx.

Personajes de 'Star Wars', en los asientos reclinables de la Sala Onyx. / Antonio Pizarro

Desde que según la leyenda la proyección de L’Arrivée d’un train en gare de La Ciotat, de Louis Lumière, aterrara a los espectadores de 1896, que temieron que el ferrocarril de la película se saliera de la pantalla, el cine ha generado una mezcla infalible de asombro y emoción. Los tiempos cambian, pero esa visión del séptimo arte como el territorio de lo imposible se mantiene a lo largo de las décadas. Ahora, los cines Odeon Plaza de Armas invitan a soñar gracias a la mejor tecnología y a su Sala Onyx, que según los responsables de la cadena brinda "una experiencia inmersiva que hace que los espectadores vivan cada escena como si estuvieran en ella".

Según comentó Luis Millán, CEO de Odeon Multicines, esta sala, donde se proyecta en estos días Star Wars: el ascenso de Skywalker, es la "segunda en España" que posee una pantalla LED de Samsung Onyx, un avance que permite "un nivel de contraste y de negro sin precedentes" y "un brillo casi 10 veces superior a un sistema de proyección tradicional". El Odeon Sambil de Leganés fue el primer cine del país que incorporó esta tecnología.

Luis Millán, de Odeon Multicines, acompañado por la Fuerza. Luis Millán,  de Odeon Multicines, acompañado por la Fuerza.

Luis Millán, de Odeon Multicines, acompañado por la Fuerza. / Antonio Pizarro

A la modernidad de esta pantalla hay que sumar , explicó Millán, el complejo sistema de sonido Dolby Atmos, que con altavoces que emiten sonidos independientes y se distribuyen por paredes y techos embarcan a los espectadores en un viaje sensorial. La "excelencia" de imagen y sonido es tal que los cineastas de la ciudad han elegido ya en varias ocasiones esta sala para ver sus últimos trabajos, y los equipos de producciones andaluzas como Adiós o La trinchera infinita han asistido a pases de sus películas. Junto a estas prestaciones, además, la sala dispone de 56 asientos –de las 156 butacas que conforman el total– que el espectador puede reclinar, una comodidad que supone un coste añadido de 1,5 euros a los 6,5 que cuesta la entrada.

Aunque desde Odeon plantean la exhibición de óperas o conciertos, la sala se destinará principalmente al cine "más comercial, donde abundan los efectos especiales que lucen más en una pantalla así", comenta Millán, para quien el Plaza de Armas llena un vacío. "No hay cines de estas características en el centro, planteados para familias y el gran público. A unos metros está el Avenida, pero las películas son en versión original y es más cine de autor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios