El arte de volver | Estreno en Movistar+ y Filmin Reencuentros y despedidas

Macarena García, protagonista de este debut de Pedro Collantes.

Macarena García, protagonista de este debut de Pedro Collantes.

No está el cine español como para pasar por alto películas como el debut de Pedro Collantes, este Arte de volver construido sobre la secuencia dramática y un cuerpo frágil como piedras angulares de una estructura narrativa que aspira a capturar el desconcierto, las inseguridades y autoengaños de una actriz que regresa a Madrid tras un tiempo fallido en Nueva York.

Un regreso desplegado como un viaje interior hacia los afectos y el pasado, espejo de contradicciones que Macarena García, en el que sin duda es su mejor trabajo hasta la fecha, enmascara y modula en cada encuentro resuelto por Collantes en una justa unidad de tiempo y espacio y casi siempre a la distancia precisa: una joven aspirante en el casting de una serie de televisión, el abuelo moribundo en la residencia, la hermana displicente en la casa familiar, un viejo amante en un paseo por el parque, una amiga artista y un sensible chófer rumano son los jalones de este itinerario por la memoria y el trampantojo de la felicidad que van construyendo el retrato de una mujer en crisis que ha perdido su sitio y sus referentes.

La palabra, los encuentros y el tiempo construyen así los trazos de una biografía incompleta y cimientan esa sensación de desubicación ante el paisaje cotidiano que define la esencia cíclica de este filme. Bien es cierto que no todas las escenas e interlocutores están a la misma altura o juegan en un mismo tono (chirría especialmente el encuentro en la galería con Ingrid García Jonsson), pero García consigue atravesarlas siempre con verdad y emoción sin que se venga abajo el espejismo de lo auténtico.