Mereces un amor | Filmin Curar las heridas del amor

Hafsia Herzi, directora, guionista y protagonista de 'Mereces un amor'. Hafsia Herzi, directora, guionista y protagonista de 'Mereces un amor'.

Hafsia Herzi, directora, guionista y protagonista de 'Mereces un amor'.

A Hafsia Herzi, 34 años, la hemos visto crecer y madurar en el mejor cine francés de la última década y media, desde aquella primera y deslumbrante aparición en Cuscús, de Kechiche, pasando por títulos como El rey de la evasión, de Guiraudie, Casa de tolerancia, de Bonello, o las dos entregas de la controvertida Mektoub, my love, también de Kechiche.

La actriz debuta ahora en la dirección con un guion propio en esta Mereces un amor que toma prestados unos versos de Frida Kahlo para resumir la historia de Lila, una joven de origen árabe, también interpretada por Herzi, envuelta en una espiral de emociones, desengaños y melancolía después de romper con su novio, punto de partida de un filme que se abre a la exploración del deseo como materia para el autodescubrimiento y la salida del duelo.

Herzi se observa a sí misma de cerca, con cierta valentía, para escrutar en su rostro, sus ojos tristes y sus gestos esa manera de aferrarse a la nostalgia del amor perdido como ideal, al tiempo en que nuevos encuentros y relaciones fugaces, impulsadas por el círculo de amigos que funciona como coro, respiradero y soporte emocional, inciden en un mismo vacío que aún no puede llenarse del todo.

Llevada por el naturalismo y un sentido de la narración elíptico y ligero, Mereces un amor se propone como un cuento contemporáneo sobre la emancipación y la salida de eso que ahora se llama ‘relación tóxica’, al tiempo en que celebra los cuerpos, el flirteo o la libertad sexual lejos de toda connotación moral o cultural. Nada especialmente nuevo ni deslumbrante, aunque despida un convincente aroma a verdad y confirme a Herzi como una actriz dispuesta ir más allá de su arquetipo de sensualidad racial.