Cofradias

Quejas vecinales en Nervión por la actuación de la grúa sin aviso

  • Los carteles de prohibido aparcar en la calle Hernando del Pulgar se colocaron a las 10:00, sólo tres horas antes del paso de la cofradía del Polígono San Pablo

Los vecinos de la calle Hernando del Pulgar, en Nervión, criticaron ayer la actuación de la grúa municipal, con multa incluida, pocas horas antes del paso de la cofradía del Polígono San Pablo, pese a que el Ayuntamiento no había notificado el día antes la prohibición de aparcar en la calle.

Según Miguel Cáceres, presidente de la asociación de vecinos Huerta de Santa Teresa, sólo tres horas antes del paso de la cofradía el Consistorio colocó en las farolas y lunas de los coches aparcados carteles indicando que estaba prohibido el estacionamiento en toda la acera izquierda de Hernando del Pulgar desde las ocho de la mañana.

El líder vecinal asegura que la colocación de los carteles se realizó sobre las 10:00, con sólo tres horas de antelación, por parte de dos motoristas que llevaban una identificación con el logotipo de la Junta de Andalucía, y lamenta el retraso inexplicable, que no se ha dado otros años por estas fechas. "El barrio tenía voluntad de colaborar con la cofradía, pero si no se avisa a nadie...", protesta el portavoz de la asociación. En la Semana Santa de 2008, por ejemplo, se pusieron vallas y carteles de aviso un día antes del paso de la cofradía, con lo que al día siguiente no fue necesaria intervención alguna de la grúa.

El presidente de la asociación asegura que los agentes municipales intervinieron a la hora en la que estaba toda la calle llena de coches de los trabajadores de las oficinas y comercios de zona, que aparcaron sus vehículos con toda tranquilidad porque no hallaron indicación contraria.

Según Cáceres, primero llegó un coche patrulla con dos agentes acompañados con cuatro grúas y empezaron a llevarse coches. El presidente asegura que intervino para quejarse de la actuación municipal cuando dos de los coches fueron multados y que los agentes le respondieron que para llevarse vehículos tenían que poner multas. Las quejas vecinales parece que tuvieron efecto cuando la grúa movió otros vehículos a huecos libres que había en otras zonas cercanas, pero sin que mediara una multa.

Fuentes de la Concejalía de Movilidad dudaron ayer de la versión vecinal y añadieron que lo normal es que el aviso de la prohibición de aparcar por el paso de cofradías se notifique un día antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios