EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Cómics

Enemigo mío

  • El Coloso Esmeralda tendrá que enfrentarse a una amenaza realmente peligrosa para su existencia en esta nueva entrega de la serie que protagoniza

Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

A lo largo de su ya, larga existencia, Hulk ha tenido un listado de enemigos, villanos, de lo más recalcitrante: desde su propio suegro, el general Thadeus Ross, que lo persiguió a lo largo y ancho del planeta; pasando por la monstruosa Abominación, con la que tuvo que medir su fuerza en más de una ocasión y, por nombrar a uno de los más famosos, El Líder, que pese a la fragilidad de su cuerpo, posee una mente para el pecado y, sobre, todo, hacerle la vida imposible al gigante verde.

Pero en esta nueva etapa de la que se publica la quinta entrega, firmada por el talentoso tándem formado por Al Ewing y Joe Bennett (entre otros dibujantes), Hulk ya no es el mismo, aquellas invisibles líneas morales que persistían en el interior de la mente de la bestia se han borrado absolutamente, y lo que siempre fue un rictus de furia se ha transformado en la cara de la maldad sin ningún tipo de freno.

Es por ello que en esta ocasión, surge otro nuevo e implacable enemigo con el que enfrentarse, y curiosamente se trata de un militar de las Fuerzas Armadas, del que vamos a conocer su biografía desde la más tierna infancia, y cómo ha llegado a ser lo que es, el principal eslabón de la llamada Base Sombra.

Equipado con una impenetrable armadura y una conciencia expeditiva, Reginald Fortean, un simple ser humano, se va a trasladar a la base espacial donde mora el equipo Alpha Flight, acompañado en esta ocasión por Doc Samson.

La visita del militar será del todo inesperada y violenta, obteniendo el resultado esperado, algo que ponga a la altura de la contienda a Fortean, para poder enfrentarse cara a cara al gigante verde de una vez por todas.

Mientras tanto, en paralelo, las circunstancias han formado un extraño grupo. La periodista McGee, Betty Ross transformada en la letal Arpía, Bruce Banner con la personalidad de Joe Fixit y lo que queda (más bien poco) de Rick Jones.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, pero en esta ocasión, los diferentes senderos conducirán a la Base Sombra, donde de una vez por todas se van a dirimir las diferencias, y no todos los implicados saldrán de allí de una sola pieza…

Por si este ya no fuera un apasionante argumento, daremos un increíble salto al espacio y al futuro más lejano, ilustrado en esta ocasión por uno de esos dibujantes españoles que pusieron en su momento una pica en Flandes y que, ha regresado con toda la fuerza y talento de su trazo. Me refiero a Germán García, que junto a Ewing nos narra una historia que va a tener mucha importancia en el devenir de los hechos en el presente de la historia.

Nadie espera quién va a regresar a estas páginas… ¿O tal vez sí?

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios