CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Cómic

Vigilante. Ladrona. Monstruo. Secundaria. Vengador

  • Cuatro historias, firmadas por talentos de las viñetas, nos llevan de nuevo a esta ciudad tan especial, Spiral city

Ilustración de portada.

Ilustración de portada.

¡Bienvenidos de nuevo a la ciudad donde las maravillas vuelan, oscuros vigilantes se ocupan de los criminales, y aún se recuerda a las leyendas que la defendieron una y otra vez contra las fuerzas del Mal!

Pero en esta ocasión, los padres creadores de este especial universo, Jeff Lemire y Dean Ormston, se hacen a un, metafórico lado, para que otros guionistas, dibujantes y coloristas nos acompañen a través de un cuarteto de relatos en los que vamos a conocer un poco más a algunos de los peculiares personajes que viven en esta urbe.

Una simple cicatriz, visible en el rostro del expeditivo Revientacráneos (al que ya conocimos en su propias miniserie, también publicada por Astiberri, donde compartía protagonismo con su sideckick, Chico Esqueleto) puede convertirse en una puerta, un camino a un doloroso pasado en el que el vigilante se cruza con una hábil amiga de lo ajeno, Bijou, por la que sentirá una atracción tan instantánea como fatal, ya que la muchacha tiene en mente un objetivo, una misión, muy concreta.

La guionista Kelly Thompson, acompañada por Leonardo Romero son los creadores de esta primera historia.

En la segunda, tomando el imaginario relevo, el prolífico Cullem Bunn se encarga del argumento, junto al tándem gráfico formado por Malachi Ward y Mathew Sheean, en el que nos colamos en el pobre apartamento y la gris existencia de un personaje muy peculiar, Cthu-Lou, heraldo de una entidad monstruosa que vive en las cloacas y para la cual ha llegado el oscuro momento de su revelación, por lo que machaca la mente de Lou con una constante 'llamada' (los lovecraftianos ya sabéis por dónde van los tiros…), pero este currante sin trabajo prefiere tumbarse en su sofá, beber una cerveza y disfrutar de la telebasura…

¿Qué ocurre cuando quieres cambiar tu status de personaje secundario? Pues bien, Miss Rayo de Luna está harta de que se la considere una simple villana del montón y va a proponerse que todo cambie para ella, aunque tenga que enfrenarse cara a cara (es un decir) con los mismísimos creadores, esos que delinean las existencias de los personajes, que en sus manos no son más que auténticas marionetas.

Cecil Castellucci y Melissa Duffy nos cogen de la mano para conducirnos en este especial viaje a las bambalinas que se encuentran tras las viñetas, con un original tono de musical clásico.

Y para completar el cuarteto de relatos, uno firmado por Scott Snyder y dibujado por un artista que regresa a este universo y al que todos conocemos y admiramos, David Rubín.

Juntos nos llevan a un sanatorio, donde un anciano llamado Buck es cuidado con esmero por Eppley, un sanitario que se ha convertido en lo más parecido a un amigo para el hombre. Pero algo oscuro sucede cuando llega el fallecimiento de otros de los internados, un rapiñeo que parece inevitable y señala a Buck como la siguiente víctima.

Pero una leyenda del pasado, con un dramático y místico origen, acudirá en su ayuda para poner las cosas en su sitio.

Cuatro geniales retratos, que componen pieza a pieza ese vasto y apasionante rompecabezas en el que se ha convertido el Universo Black Hammer, del que afortunadamente aún nos queda mucho por conocer y disfrutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios