Cómics

El momento más esperado del día

  • Entre carreras, griterío, pastelitos y bocatas, llegan las historias más inauditas que suceden cuando las clases del colegio se detienen

Y es que sí, aquella media horita era un oasis de diversión en medio de los libros, las odiadas matemáticas y demás lecciones. Salir al patio con tus amigos, a cambiar cromos, darle patadas al balón o, simplemente, sentarte a la sombra para deleitarte del bocata de chorizo que tu madre te había preparado con tanto amor era un ejercicio cotidiano con el que todos los que hemos sido niños soñábamos que llegara.

Pues bien, tengo buenas noticias. Anaya publica una nueva línea de tebeos llamada +Cómic y la inaugura con un dúo de categoría. Como guionista tenemos a El Hematocrítico (César Vidal), al que conoceréis por su particular visión del arte, dándole un nuevo significado a multitud de obras clásicas, de las que podéis disfrutar en los tres volúmenes publicados por Astiberri.

Y dibujando estas pequeñas grandes aventuras del patio de colegio nada más y nada menos que Albert Monteys, humorista gráfico (El Jueves, Orgullo & Satisfacción, etc…) y autor de cómic (¡Universo!, Solid State), con una ya larga y fructífera carrera a sus espaldas.

La línea se inicia con dos novedades. La primera de ellas, La media hora de los héroes, nos presenta a un chico futbolero por los cuatro costados, Roberto, pero que tiene un pequeño problema. Nadie quiere jugar al fútbol con él, por lo que se encuentra solo y mustio…

Lo que él no sabe es que una niña pelirroja lo va a introducir en un mundo secreto, 'oculto' a los ojos del resto de los niños, poblado por un grupo de defensores del bien, son ¡Las Leyendas del recreo!

¿Querrá el joven futbolista integrarse en ella?

Pero claro, en el patio hay infinidad de chavales, y nos fijaremos en algunos que juegan al escondite. Pero, de repente, algo sucede. Aparece alguien que lo va a cambiar todo.

Conoceremos a un peculiar personaje con alma de niño, Fernando. Obsesionado con el Libro Guinnes de los Records y su contenido, por el cual a base de mucho tesón ha conseguido convertirse en un auténtico recordman en una especialidad muy curiosa, y única…

Principalmente dirigidos a los más jóvenes de la casa, estas obras pueden ser disfrutadas por lectores de todas las edades, ya que es inevitable que caigamos bajo el influjo de la personalidad y estilo de sus autores, que nos van a enseñar lo que ocurría en el patio del colegio cuando nosotros, inocentones, mirábamos hacia otro lado, sacándonos más de una sonrisa cómplice.

Ojalá la línea perdure y podamos regresar una y otra vez a aquellos tiempos más felices, en los que nuestra única preocupación era conseguir aquel cromo que nos faltaba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios