Cómics

Los problemas crecen

Detalle de la portada Detalle de la portada

Detalle de la portada

Peter Parker va a ver como su existencia como superhéroe se torna cada vez más complicada.

Y es que nadie le dijo que esto de ser Spiderman iba a ser algo fácil, ¿no? Por si ya era complicado llevar una doble vida sin que te descubrieran tus amigos más cercanos y la tía May, ahora que por fin ha conseguido que la chica de sus sueños, Mary Jane, conozca sus sentimientos y los comparta, un nuevo elemento lo va a complicar todo.

En este cuarto volumen de la colección Ultimate Integral (realmente el tercero por orden de narración de las aventuras del joven Trepamuros) vamos a encontrar cuatro hechos que van a hacer que los cimientos de la vida del joven se tambaleen.

En primer lugar la existencia de la rebelde Gwen Stacy, que terminará formando parte de la 'familia' que Peter y May forman, debido a un hecho dramático, causado por un doble de Spiderman, un tipo sin escrúpulos que se está dedicando a cometer atracos por toda la ciudad y, de paso, ensuciando la carrera de héroe del protagonista.

Obviamente, la presencia de la chica rubia hace que el fantasma de los celos aparezca, y el imaginario cable que une a Peter y Mary Jane se tensa tanto, tanto, que la estabilidad de la pareja se va a ver comprometida. No valen las explicaciones, las excusas… La pelirroja tiene sus propios problemas personales como para tener que cargar con la angustia que supone vivir el día a día junto a un tipo que se juega la vida peleando contra supervillanos.

El tercer hecho con el que nos encontraremos es la aparición, casi por casualidad, de un recuerdo del pasado en forma de amigo. La casualidad hará que Peter encuentre unas viejas cintas de video de su padre y algunos escritos. Es el único testamento que le queda sobre sus perdidos progenitores, un misterio que vamos a conocer algo mejor de las manos de Eddie Brock, el mejor amigo de la infancia de Peter, al que su memoria había relegado al olvido.

Los muchachos tienen mucho que contarse, sobre todo rememorar aquellos años ya tan lejanos, los juegos… Todo esto mientras los padres de ambos estudiaban, creaban un compuesto, una fórmula magistral que iba a terminar de una vez por todas con una de las maldiciones de la humanidad.

Y sí, no os voy a engañar, ya que en la propia portada del volumen aparece el nuevo, y letal enemigo que amenazará la vida de Spiderman. Dentro de un recipiente de cristal, una sustancia negra, viscosa, se mueve lentamente, parece tener vida propia, casi diríamos que inteligencia…

El guionista Brian Michael Bendis, junto a Mark Bagley, siguen narrándonos esta nueva, y fresca, versión Ultimate de las aventuras de Peter Parker, Spiderman. Y lo siguen haciendo con el mismo acierto que en los anteriores volúmenes, llevando a las páginas historias que, pasadas por el filtro de su creatividad, lucen originales, adaptadas a los nuevos tiempos, retratando con cariño al personaje protagonista, y dándole un nuevo rumbo a muchos de los argumentos. No hay más que ver como tratan el tema del 'traje negro', como el chico es poseído por la sustancia y está a punto de convertirse en uno de sus más letales enemigos, Veneno.

Una perfecta oportunidad para los nuevos y jóvenes lectores que quieran disfrutar de las peripecias del Trepamuros más famoso de los cómics.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios