Cómics

El terror es una sonrisa

  • Cae el telón, y los protagonistas de este relato de terror conocerán por fin qué está ocurriendo y por qué sus vidas ya no volverán a ser las mismas

Detalle de la portada. Detalle de la portada.

Detalle de la portada.

Doc Sutton reposa en la cama de un hospital, sin saber que en su interior se esconde un ente que lo va a utilizar como puerta a nuestro mundo. De poco servirá el reencuentro entre sus hijos, la sheriff Clara y Danny, el vástago perdido, al que hasta ahora hemos conocido como Norton Sinclair y que parece ser la clave de mucho de lo que pasa, ya que ese “ser” del que solo conocemos su maligna sonrisa solo tiene un objetivo, hacerse con él.

Un terrible y sangriento juego de la oca se va a iniciar, partiendo del hospital y finalizando en un centro comercial, donde la criatura va a demostrar hasta donde es capaz de llegar para conseguir sus planes…

En paralelo, la inesperada pareja formada por el padre Fred y la doctora Xu, sin comerlo ni beberlo, se transformarán en los paladines de esta batalla contra la oscuridad, ya que son 'reclutados' por el obispo Burke (del que conocimos su alucinante viaje en el volumen anterior), que les mostrará la verdad tras todos los hechos acaecidos en Gideon Falls, y por fin sabrán qué es El Pentáculo.

Pero el conocimiento no traerá la tranquilidad, más bien al contrario. Ya que en un arriesgado viaje se van a convertir en las presas de esta criatura de la que solo podrán huir gracias a la ayuda de los habitantes de la Aldea del Centro, comandados por la versión anciana de Xu.

Las fuerzas habrán de reunirse contra esta poderosa amenaza, y Doc, junto a Danny, llamarán a filas a la actual representación de Los Labradores, ese grupo de recios hombres que desde tiempos inmemoriales han luchado por mantener a raya a la oscuridad que surge de esa ominosa construcción que ya todos conocemos, el Granero Negro. Lo que ocurre es que, claro, los tiempos han cambiado, y la representación actual de este grupo no es lo que uno esperaría…

Agarraos fuerte porque este descenso al terror más absoluto toma velocidad y en este penúltimo volumen de la serie ya no habrá vuelta atrás, tan solo empuñar un arma y luchar contra el monstruo de sardónica expresión.

¿Qué decir de la mejor serie de terror de los últimos años? Jeff Lemire, su guionista vuelve a demostrar su desmesurado talento a la hora de cambiar de registro, manejando a su antojo los diferentes géneros y sumergiéndonos en una misteriosa trama que lleva el terror más absoluto a una localidad maldita desde su fundación, empozoñada desde sus raíces.

En el apartado gráfico no puedo sino volver a decir que el trabajo de Andrea Sorrentino, cuya unión con el guionista canadiense ya viene de largo (Green Lantern, Old Man Logan, Joker: Sonrisa asesina), aquí sigue siendo totalmente espectacular, llevando al papel momentos que en pocas ocasiones se han visto plasmados en las páginas de un cómic. Y eso sin hablar de las mejores y más originales portadas que he visto en mucho, mucho tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios