receta sana

Receta de Pollo con brócoli en salsa de soja y miel

  • Un plato principal con muchas propiedades y sabor

  • Perfecto para sorprender a tus invitados 

Receta de Pollo con brócoli en salsa de soja y miel Receta de Pollo con brócoli en salsa de soja y miel

Receta de Pollo con brócoli en salsa de soja y miel

Comentarios 0

Una receta con toques orientales: pollo con brócoli en salsa de soja y miel. Un plato de lo más completo ya que contiene todo lo necesario para no nos falte de nada en nuestra alimentación: verduras, carne (para el aporte de proteínas) y cereales, en este caso arroz (para aportar los hidratos de carbono). 

Ingredientes (2-3 raciones)

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 brócoli
  • Arroz largo (jazmín, basmati, salvaje…)
  • Semillas de sésamo

Para la salsa

  • 4 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • El zumo de un limón
  • 2 dientes de ajo
  • Jengibre fresco (la misma cantidad que de ajo)
  • 1 cucharada rasa de almidón de maíz (maicena)

Preparación

Lo única complicación que tiene este pollo con brócoli en salsa de soja y miel es gestionarse bien para cocinar todas las preparaciones y que no se nos quede fría ninguna de ellas a la hora de servir. Esto es importante porque hay que preparar el brócoli, el arroz y el pollo de forma separada.

  1. Hervir el brócoli troceado durante 3-4 minutos y listo. Al escurrirlo, hay que ponerlo debajo del grifo con agua fría para cortar la cocción, intentado que esté cocinado pero entero, no se quede blando ni que se deshaga. Estilo wok, que la verdura esté crujiente. 
  2. En segundo lugar, cocinar el arroz basmati. Esta variedad de arroz tiene mucho almidón y, para que se quede suelto tras la cocción, será necesario lavarlo con abundante agua al principio para que suelte ese almidón (lo lavamos hasta que el agua salga más o menos clara). Una vez limpio, cubrimos de agua (dos dedos por encima de agua) y lo dejamos reposar 10 minutos, para facilitar la cocción posterior. Pasado ese tiempo y partiendo de la misma agua en el que tenemos el arroz, lo ponemos en el fuego y lo dejamos cocer unos 12-15 minutos. Escurrimos y listo.
  3. Para condimentar el arroz, hay que poner en una sartén a fuego medio un puñadito de semillas de cilantro, comino y cardamomo y se deja un par de minutos para que cojan calor. Se mezcla el arroz con estas semillas y con un poco de ralladura de limón, nos quedará un arroz basmati super aromático.
  4. A continuación, hay que preparar el pollo (que se puede cocinar a la vez que el arroz). En un pequeño recipiente, echamos y mezclamos todos los líquidos de la salsa de soja y miel. En el mortero colocamos los dientes de ajos partidos, el jengibre ligeramente troceado y un pelín de sal. Machamos hasta obtener una pasta, que añadiremos al recipiente de la salsa junto con la cucharada de almidón de maíz. Mezclamos bien la salsa y reservamos.
  5. Troceamos las pechugas en trozos de tamaño bocado y los doramos en la sartén con un poco de aceite. Cuando estén listos, bajamos un poco el fuego y vertemos la salsa. Cocinamos el tiempo justo para que la salsa espese, removiendo para que los trozos de pollo se impregnen bien de la misma.
  6. Finalmente, servir todo junto. Sobre una buena ración de arroz colocamos el brócoli y el pollo en salsa de soja y miel.

Una receta original y sin mucha complicación que es rápida de preparar. Si quieres ver las imágenes del proceso, pincha aquí para ver la entrada completa en el blog de Guillermo Osorio ‘No me comes nada’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios