DIRECTO Minuto a minuto del Betis-Celta

Limpieza

Tres trucos para acabar con la humedad en el baño de casa y evitar las toallas húmedas

Tres turcos para acabar con la humedad en el baño de casa y evitar las toallas húmedas

Tres turcos para acabar con la humedad en el baño de casa y evitar las toallas húmedas

La humedad en el baño no solo es una molestia común en muchos hogares, sino que también puede ser el caldo de cultivo perfecto para el moho y los malos olores. Afortunadamente, existen métodos efectivos y accesibles para combatir este problema y asegurar que tus toallas y baño permanezcan secos y frescos. Aquí te presentamos tres trucos clave para lograrlo.

1. Uso eficiente del extractor de aire

Una de las formas más efectivas de reducir la humedad es mediante el uso de un extractor de aire. Este dispositivo, cuando se utiliza correctamente, puede eliminar gran parte de la humedad generada durante duchas y baños. Es recomendable dejarlo funcionando durante y después de cada uso del baño, incluso hasta 30 minutos después de terminar la ducha, para asegurar que toda la humedad haya sido evacuada del ambiente. Mantener la puerta del baño abierta después de las duchas también puede mejorar la circulación del aire y reducir la condensación.

2. Secado de toallas

Colgar las toallas para que se sequen adecuadamente es vital para evitar que permanezcan húmedas y se conviertan en un foco de olores desagradables. Si dispones de una fuente de calor como un radiador o incluso un registro de calefacción, colgar la toalla desplegada cerca de estas fuentes puede acelerar significativamente el proceso de secado. Además, puedes plantearte utilizar bolsas absorbentes de humedad, como Damp Rid, para capturar químicamente el exceso de humedad en el aire, una solución especialmente útil en áreas sin ventilación adecuada.

3. Deshumidificadores

En situaciones donde el extractor de aire no es suficiente o no hay, los deshumidificadores se convierten en una gran alternativa. Estos dispositivos están diseñados para extraer la humedad del aire, ayudando a mantener un ambiente más seco y saludable. Algunos modelos son compactos y especialmente adecuados para espacios pequeños como baños. Se recomienda utilizar el deshumidificador durante y después de la ducha para maximizar su efectividad. Además, asegúrate de mantener el deshumidificador limpio y en buen estado para asegurar su óptimo funcionamiento.

Usar estos tres métodos puede marcar una gran diferencia en tu baño. No solo ayudarán a mantener tus toallas secas y libres de olores desagradables, sino que también contribuirán a un ambiente más saludable y cómodo en tu hogar. Recuerda que la limpiar con regularidad es crucial para la eficacia de los trucos a largo plazo. Con un poco de atención y los trucos correctos, podrás disfrutar de un baño limpio y acogedor en todo momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios