Ballet

'El Cascanueces' llega este fin de semana al Teatro de la Maestranza

  • La obra, en la nueva versión de la Compañía Nacional de Danza, se verá en Sevilla en cuatro funciones desde este jueves hasta el domingo

  • El público del "glorioso espectáculo", dicen sus programadores y artífices, "saldrá del teatro cantando"

Un instante de la presentación de 'El Cascanueces' junto a la Catedral de Sevilla. Un instante de la presentación de 'El Cascanueces' junto a la Catedral de Sevilla.

Un instante de la presentación de 'El Cascanueces' junto a la Catedral de Sevilla. / Antonio Pizarro

El Cascanueces, uno de los ballets románticos más famosos de todos los tiempos, llega este jueves al Teatro de la Maestranza de la mano de la Compañía Nacional de Danza, en una versión con coreografía de José Carlos Martínez (quien el pasado día 1 hizo historia al montar las escenas de danza del celebérrimo Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena, convirtiéndose en el primer español en asumir dicha tarea) y música plenamente fiel al original de Chaikovski dirigida por Manuel Coves.

En una pequeña "performance", como la ha definido el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, el espectáculo se ha presentado este miércoles en el centro de Sevilla, donde los tres bailarines principales de la obra han bailado y posado para los curiosos que paseaban en ese momento por la Plaza Nueva, la Avenida de la Constitución y las inmediaciones de la Catedral y el Archivo de Indias.

"La danza gusta, el ballet gusta en España, por eso estamos sacándolo a la calle y está dando muy buenos resultados, porque de esta forma de alguna manera se desempolva, se quita ese estigma de que la danza, el teatro o la ópera son elitistas. Y no: la danza es de todos y es nuestro deber difundirla", ha defendido Joaquín de Luz, bailarín madrileño en cuya formación jugó un papel fundamental Víctor Ullate y que recientemente ha asumido la dirección artística de la Compañía Nacional de Danza en sustitución del antes mencionado José Carlos Martínez. 

El Cascanueces se verá durante cuatro días en el Teatro de la Maestranza, desde este jueves hasta el domingo, y todo en el espectáculo, según Javier Menéndez, director general del coliseo del Paseo Colón, es prácticamente superlativo. "Se va a ver un espectáculo glorioso, con un vestuario maravilloso, con la música fantástica de Chaikovski que todo el mundo conoce. El espectáculo tiene un nivel de calidad altísimo y la gente lo va a disfrutar muchísimo. En el Teatro de la Zarzuela [donde se vio este mismo montaje el pasado mes de diciembre] se han hicieron 12 funciones con llenazos absolutos, así que esperamos y deseamos que ese formidable éxito se repita en Sevilla durante estos cuatro días", ha afirmado.

Una versión para disfrutar en familia

"Éste es uno de esos títulos que arrasan allá donde van, no necesita ninguna presentación. El Cascanueces acerca a toda la familia al teatro, y eso es también muy importante porque contribuye a llevar a nuevo público a la danza", ha añadido por su parte Joaquín de Luz antes de resaltar lo "especialmente valioso" que resulta que en un montaje de este tipo se cuente con una "orquesta en directo". "Eso hace que la obra sea completa", ha dicho el responsable de la Compañía Nacional de Danza, muy contento por comenzar el año en Sevilla, una ciudad "entrañable" para él pues aquí no sólo dio algunos de sus primeros pasos como profesional, sino que vivió muchas veces la experiencia de la Semana Santa, fabricación de "bolas de cera" incluida, ha evocado entre risas.

Al frente de la orquesta estará Manuel Coves, quien ha destacado el "estupendo estado de forma" de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Sobre la versión, el director jiennense ha comentado que "músicalmente es tradicional". Lo que significa, ha añadido, que "todo está en su sitio", por lo que ha augurado que el público que asista a las funciones saldrá del Teatro de la Maestranza "tarareando" sus pasajes más famosos y reconocibles. "Y por eso precisamente esta música es tan buena y resulta tan gratificante recrearla: ver a la gente cantando al salir es lo más bonito", ha afirmado.

En el reino de la fantasía

Compuesto por encargo del director de los Teatros Imperiales rusos en 1891 y estrenado en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo en 1892, y ambientado en esta versión que llega al Maestranza en los primeros años del siglo XX, en la época del esplendor del art déco, El Cascanueces completa la trilogía de ballets románticos que compuso Chaikovski (los otros dos son El lago de los cisnes y La bella durmiente). El libreto, obra de Marius Petipa, se inspira en la versión que hizo Alejandro Dumas (padre) del cuento de E.T.A. Hoffman El Cascanueces y el Rey de los ratones

La obra, muy asociada a las fechas navideñas e incluida en la mítica película animación Fantasía de Walt Disney, que multiplicó exponencialmente su fama entre todos los públicos, entrelaza en sus dos actos realidad y fantasía. En este cuento de hadas ambientado en los fastuosos ambientes de la alta burguesía (elección narrativa poco habitual por lo demás en los cuentos populares de su época), una niña, Clara, se enfrentará a una serie de inesperadas aventuras cuando un regalo de Navidad, un cascanueces con forma de soldadito de madera, cobre vida para luchar contra un ejército de ratones y, tras vencerlo, la transporte al Reino de las Nieves y al Reino de los Sueños, donde la pequeña conocerá a un sinfín de criaturas mágicas que danzarán para ella, y para todo el público, al son de las inmortales melodías de Chaikovski.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios