Museos

Reforma millonaria del CAAC para situarlo en el 'top nacional' junto al Reina Sofía

  • El proyecto tiene un presupuesto de 4 millones de euros y estará finalizado para diciembre de 2022

  • El arquitecto Fernando Visedo propone un "diálogo sutil y armónico" del Pabellón del Siglo XV con el recinto histórico

  • Con el anexo, el centro de arte tendrá 10.000 metros cuadrados y un espacio para mostrar de manera permanente su colección propia

Juan Antonio Álvarez Reyes, con la consejera Patricia del Pozo y parte de su equipo y el arquitecto Fernando Visedo (derecha). Juan Antonio Álvarez Reyes, con la consejera Patricia del Pozo y parte de su equipo y el arquitecto Fernando Visedo (derecha).

Juan Antonio Álvarez Reyes, con la consejera Patricia del Pozo y parte de su equipo y el arquitecto Fernando Visedo (derecha). / Antonio Pizarro

Dos décadas han pasado desde que la Junta de Andalucía adquirió la propiedad del Pabellón del Siglo XV y planteó por primera vez su uso como anexo del vecino Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC). Tras abundantes vaivenes y un cuarto de siglo con el pabellón en estado de abandono y sin ningún tipo de uso, el proyecto comenzó a hacerse realidad por fin el pasado mes de noviembre. Fue entonces cuando el Gobierno andaluz, una vez amarrada la ayuda de la Unión Europea (cuatro millones de euros, procedentes en su integridad de los fondos Feder), sacó a licitación la redacción del plan básico y de ejecución de las obras de rehabilitación y adecuación del edificio, tareas que han sido adjudicadas al estudio del arquitecto Fernando Visedo, ganador del concurso público. Los plazos previstos estipulan que el proyecto esté preparado definitivamente dentro de seis meses, y a partir de entonces se convocará un nuevo concurso para la licitación de las obras y los equipamientos del remozado edificio.

Acompañada por éste y por el director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha presentado este lunes el proyecto, que no ha dudado en calificar como "trascendental" y "maravilloso". Será la primera ampliación en la historia del CAAC, un centro que desde hace años tiene problemas importantes para almacenar su colección propia (compuesta por unas 4.000 obras), hasta el punto de que "ha habido que ir cerrando salas de exhibición para dedicarlas a almacenamiento".

Del Pozo, sacando pecho, ha recordado que tras esta reforma, cuya finalización está prevista para diciembre de 2022, el CAAC será el mayor centro de arte contemporáneo de España, sólo detrás del Reina Sofía, y anticipándose a otros espacios de referencia en este sentido como el Macba de Barcelona o el IVAM de Valencia, con ampliaciones también previstas pero aún en estado muy embrionario y sin financiación definida.

Desde la Expo 92

Aunque ubicado dentro del recinto del antiguo Monasterio de Santa María de las Cuevas que también acoge al CAAC, el Pabellón del Siglo XV se construyó expresamente para la Expo 92. Se destinó a ilustrar a los visitantes de la muestra sobre el espíritu del Renacimiento, a divulgar cómo era el mundo en 1492, cuál era el nivel de conocimiento de la época en la que se descubrió América. El pabellón ofrecía por tanto un recorrido didáctico por la sociedad, la cultura, las concepciones cosmográficas y la mitología de aquella era, y para ello se emplearon reproducciones, piezas originales, audiovisuales, un teatro giratorio, actores, robots y toda clase de medios en la edificación, que contaba con una bóveda estrellada, simulando las que solían decorar los viejos palacios renacentistas, con pinturas de Guillermo Pérez Villalta, artista por cierto muy presente en los fondos del CAAC.

Exterior del Pabellón del Siglo XV, en el recinto protegido del Monasterio de la Cartuja. Exterior del Pabellón del Siglo XV, en el recinto protegido del Monasterio de la Cartuja.

Exterior del Pabellón del Siglo XV, en el recinto protegido del Monasterio de la Cartuja. / Antonio Pizarro

Tras los grandes fastos del 92, pese a que el pabellón se construyó con vocación efímera, éste ni se derribó ni se destinó a otros usos. Cuando en el verano del año 2000 adquirió la propiedad (que antes era conjunta del Estado y de la Administración autonómica), la Junta ya anunció que se usaría para la tan anhelada ampliación del CAAC. Pero, dado que no se llevaba a cabo pese a las promesas de todo un abanico de consejeros del ramo, se plantearon otras opciones: se dijo que sería la sede de la Universidad Internacional de Andalucía, que albergaría el Centro Andaluz de Danza, que sería la sede hispalense de la Filmoteca de Andalucía (la central se encuentra en Córdoba)... Incluso desde el ámbito privado surgieron iniciativas para darle uso a ese enorme espacio que languidecía en la Cartuja, como la de la veintena de asociaciones culturales agrupadas en la ya desaparecida entidad La Carpa Red Creativa.

El proyecto de ampliación

Finalmente, el edificio se destinará al primer uso que se contempló hace 20 años. Una vez incorporado este anexo, de casi 6.000 metros cuadrados, el CAAC dispondrá de unos 10.000 metros cuadrados contando solamente los espacios expositivos. El Pabellón se usará principalmente como el nuevo hogar "principal" de la colección permanente del CAAC. Las salas expositivas del espacio ganado serán "mucho más amplias y altas" que las que se encuentran en la parte histórica de la sede del CAAC, lo que permitirá, celebró su director, mostrar muchas de las obras en unas condiciones museológicas muchísimo más apropiadas para sus características.

Imagen del proyecto arquitectónico elaborado por Fernando Visedo. Imagen del proyecto arquitectónico elaborado por Fernando Visedo.

Imagen del proyecto arquitectónico elaborado por Fernando Visedo. / D. S.

Habrá varias salas destinadas a exhibición en el Pabellón del Siglo XV, aproximadamente el 30% de la superficie que se ganará con la ampliación. También en la planta baja, como estas nuevas salas, se habilitará un espacio con capacidad para unos 350 espectadores y en el que se llevarán a cabo conciertos, performances o cualquier otra acción artística que requiera de algún modo de la presencia de público, un tipo de espacio, ha explicado Álvarez Reyes, similar a los que ya existen en centros internacionales de referencia como la Tate Modern londinense y con el que el CAAC podrá atender mucho más idóneamente su línea de programación de "artes en vivo".

Otra imagen del proyecto de reforma. Otra imagen del proyecto de reforma.

Otra imagen del proyecto de reforma. / D. S.

El resto del espacio del Pabellón, es decir, las plantas primera, segunda y cuarta, se usarán fundamentalmente como almacén, aunque habrá también zonas específicas de trabajo para el personal técnico del CAAC, desde un archivo hasta un taller de restauración mucho más amplio y mejor dotado que el actualmente en funcionamiento. "Uno de los aspectos más interesantes e innovadores" de la ampliación, señaló el arquitecto encargado de la misma, es que estas zonas, al menos "ocasionalmente", se podrán abrir también a la visita del público, por lo que los visitantes podrán contemplar, con las debidas condiciones de seguridad, las labores de restauración y conservación de los fondos con una marcada vocación de divulgación del patrimonio artístico y del "alto valor del trabajo especializado" que se desarrolla en el CAAC.

Un "distrito cultural de excelencia"

El Pabellón, que se rehabilitará integralmente, se encuentra en un estado de conservación aceptable. La empresa Vorsevi, a la que se le encomendó realizar el informe técnico previo al respecto, concluyó que tras realizar una serie de inspecciones que no hay patologías importantes que afecten a la estructura de la construcción. Fernando Visedo ha explicado que, pese a tratarse de una construcción reciente en términos históricos, el Pabellón del Siglo XV ofrece interesantes posibilidades para "dialogar de manera sutil y armónica" con el recinto histórico del Monasterio de la Cartuja.

Recreación virtual de una de las nuevas salas que incorporará el CAAC. Recreación virtual de una de las nuevas salas que incorporará el CAAC.

Recreación virtual de una de las nuevas salas que incorporará el CAAC. / D. S.

A la isla se ha referido Patricia del Pozo, que tras celebrar la puesta en marcha de esta ampliación "histórica y ambiciosa", buena en sí misma porque solucionará los graves problemas de espacio que desde hace años padece el CAAC, pero también, apuntó, porque consolida la Cartuja como "distrito cultural de excelencia". Se refería la consejera a la convivencia en esta zona de la ciudad de otras instituciones dependientes del Gobierno andaluz (sin citar las privadas: el Caixafórum, Cartuja Central o Auditorio Box), esto es, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (en el mismo Monasterio de la Cartuja), el Teatro Central y el Archivo General de Andalucía –que tendrá su nueva sede en el edificio que durante la Expo fue la sede del Pabellón del Futuro–, a los que se suma, con nuevos bríos y con el doble de espacio que hasta ahora, un CAAC que la Consejería no duda ya en llamar el segundo centro de arte contemporáneo más importante de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios