Fútbol Sala | Primera División En Antequera, otra cruel derrota sobre la bocina para el Betis Futsal (2-1)

  • Un tanto a 10 segundos del final condena al conjunto verdiblanco 

El bético Raúl Jiménez trata de zafarse de la presión de un rival. El bético Raúl Jiménez trata de zafarse de la presión de un rival.

El bético Raúl Jiménez trata de zafarse de la presión de un rival.

El Betis Futsal cayó por 2-1 ante el UMA Antequera, su reciente verdugo en la Copa del Rey, con un tanto a 10 segundos del final de Álex Fuentes, que deja a los verdblancos sin botín alguno como en el anterior duelo ante el Córdoba.

El conjunto sevillano buscaba la revancha copera y los locales tres importantes puntos para salir de la parte baja. El respeto entre estos dos viejos conocidos de Segunda División, que ahora se ven las caras en la élite, se evidenció desde el pitido inicial. Sin embargo, no pudo empezar el encuentro con mejor plan para el Betis. En el primer ataque Burrito cayó al área y el colegiado pitó penalti. La ocasión no la aprovechó Borja Blanco y el meta Conejo desde su portería evitaba que el marcador se estrenase.

A partir de ahí, los locales, espoleados por esa acción, empezaron a subir la línea de presión. Las posesiones eran cortas y los disparos de ambos equipos a penas provocaban peligro. El canterano Jaime, que se estrenaba como titular en la meta verdiblanca, atajó todas las intentonas de Miguel y Amorós, los más insistentes de los malagueños. Las ocasiones se sucedían sobre todo en el balón parado, pero ni Chaguinha ni Elías lograban perforar la meta de un inspirado Conejo.

En la segunda mitad el guion parecía ser similar. Salida ofensiva del Betis Futsal y ocasión clarísima en las botas de Bocao, quien se encontró con el poste. A partir de ahí el encuentro se convirtió en un correcalles. El balón no tenía dueño y las ocasiones se producían más por errores en la entrega que por grandes elaboraciones. Al Betis le costaba mantener el ritmo con el paso de los minutos, lo que aprovechó el Antequera para adelantarse en una acción aislada cuando Nando Torres acertó a enviar el balón dentro de la portería.

La reacción no pudo ser mejor. Una falta provocada al borde del área era ejecutada por Elías, quien anotaba un golazo para empatar la contienda. Con las fuerzas igualadas se llegaba a los últimos segundos del partido con todo por decidir. Una jugada individual de los malagueños acababa con un disparo alto y fuerte de Álex Fuentes que acabaría dentro de la meta de Jaime: era el 2-1 y no había tiempo para más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios