Balonmano masculino | Primera Estatal

El BM Triana acusa la falta de efectivos (34-20)

  • Los trianeros no pudieron hacer nada ante el potente Colegio Maravillas de Benalmádena al disponer sólo de una rotación de diez jugadores de campo

Una imagen del partido en Benalmádena. Una imagen del partido en Benalmádena.

Una imagen del partido en Benalmádena. / M.G.

El Prointegrada Balonmano Triana sigue sin poder superar la racha de malas noticias que acompañan a la plantilla desde el inicio de temporada, incluso va en aumento. Debido a la situación sanitaria y a las lesiones de varios jugadores, se desplazó a Benalmádena con sólo trece jugadores disponibles, y sin su técnico titular. El Colegio Maravillas de Benalmádena se impuso a los trianeros por 34-20 en partido de la Primera División Estatal.

El choque comenzó incluso antes del pitido inicial de los árbitros, ya que Julen Ventura, en los ejercicios previos, sufrió una lesión que lo apartaba de poder participar en el encuentro, quedándose los trianeros con sólo doce jugadores disponibles, dos porteros y diez jugadores de campo. Muchas complicaciones para enfrentarse a uno de los principales equipos de la categoría.

No obstante, los trianeros empezaron el partido muy serios en defensa, consiguiendo parar al ataque local, aunque en la otra área la situación era similar, las defensas ganaban a los ataques, llegando el marcador al minuto 20 con un justo equilibrio de fuerzas, 7-6 para los malagueños. A partir de aquí las fuerzas flaquearon, la falta de posibilidades de rotaciones amplias llevó a un cansancio que sacó al equipo del partido, y un parcial de 10-2, puso a los locales con una renta de once goles al final de la primera parte 17-8.

Comienzo de la segunda mitad complicado para un equipo que estaba muy cansado por el esfuerzo realizado en la primera parte y que debería remar muy a contracorriente. Los locales, sabedores de la situación, metieron una gran intensidad desde el primer minuto para conseguir ampliar la diferencia y cerrar el partido, pero desde las filas trianeras volvieron al partido sacando fuerzas para seguir compitiendo a un alto ritmo, trabajando de forma solidaria tanto en defensa como en ataque.

El resultado final de 34-20 refleja lo que sucedió en el campo, aunque nada que objetar al trabajo y sacrificio realizado por todo el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios