Betis Deportivo

Irizo solventa la papeleta (2-3)

  • Un 'hat trick' del atacante sirve al filial verdiblanco para vencer a domicilio al Xerez

Roberto intenta controlar el balón ante la presión de un jugador xerecista. Roberto intenta controlar el balón ante la presión de un jugador xerecista.

Roberto intenta controlar el balón ante la presión de un jugador xerecista. / Manuel Aranda

Tres goles de José Manuel Irizo facilitaron al Betis Deportivo una tarea que a priori parecía muy complicada, la de vencer al Xerez en La Granja (2-3). Incluso disfrutando de esa renta, el conjunto verdiblanco tuvo que pasar apuros en los últimos minutos, pero finalmente se llevó los tres puntos.

La primera mitad fue dominada de cabo a rabo por el equipo de José Juan Romero, que se adueñó del balón como acostumbra y desarticuló a los azulinos. Haciendo circular el esférico de un lado a otro y encontrando entre líneas a jugadores como Abréu, los de Heliópolis no tardaron en perforar la portería de Fran. Cuando sólo habían transcurrido doce minutos, Irizo batió al guardameta xerecista de un testarazo.

El control bético persistió, pero los locales tuvieron la oportunidad de hacer el empate, pero Pedro Carrión no fue capaz de superar a Tienza en el mano a mano. El Xerez lamentaría esa ocasión después, cuando Irizo, con el descanso al caer, firmó el segundo culminando un bonito contragolpe.

Tras el paso por los vestuarios, los jerezanos pudieron recortar distancias a través de Asier, pero el remate del delantero se marchó fuera por poco. Y a los 61 minutos, cuando el equipo de Nene Montero empezaba a creer, Irizo volvió a golpear. El atacante completó su hat trick con un lanzamiento de falta que quitó las telarañas a la escuadra derecha de los azulinos.

Parecía un jarro de agua fría para que el cuadro local ya no superería, pero un derribo sobre Amin en el área verdiblanca le dio vida. Asier transformó la pena máxima y apenas siete minutos después, el colegiado señaló un segundo penalti, esta vez sobre Salas. Lo convertiría Amin ante el delirio de la grada, pero el Betis Deportivo resistió en el tiempo restante y no dejó que se le escapase el triunfo.

Finalizado el partido, hubo que lamentar incidentes. Rodri sufrió una agresión y cuando ya todo parecía en calma, varias lunas del autobús bético acabaron rotas por el impacto de piedras. Por fortuna, no hubo males mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios