Deportes

Jiménez, un entrenador de empresa

  • Encendida defensa del técnico arahalense de un Del Nido muy distendido con la prensa

Comentarios 2

José María del Nido no sólo celebró públicamente sus seis años de mandato, sino que lo hizo además en un almuerzo privado en Robles Aljarafe con la prensa sevillana en el que mostró su imagen más llana y distendida. El presidente sevillista departió de forma coloquial con los periodistas y abundó en un sinfín de asuntos relacionados con su gestión al frente del club y la actualidad del equipo. Un tema destacado fue su encendida defensa de Manolo Jiménez.

Públicamente, había dicho anteriormente que el arahalense fue el elegido por ser la mejor opción para el Sevilla: "Tenemos al mejor entrenador del mundo, hemos escogido al mejor que había, al primero de la lista, Manolo Jiménez". Ya off the record, Del Nido discutió abiertamente sobre los pros y los contras de su continuidad y de su idoneidad y expresó la idea que tiene el club sobre su futuro. El dirigente entiende que se trata de un entrenador que comprende perfectamente la filosofía del club, una especie de entrenador de empresa sobre el que deseó que permanezca en el Sevilla muchos años, como señal de éxito. Elogió su crecimiento táctico, los reflejos que tuvo para darle variantes inéditas al equipo, aunque también reconoció sus errores, destacando que era un debutante en la máxima categoría. En definitiva, volvió a expresar la idea ya manejada del Wenger del Sevilla. Y comparó las críticas contra él con las que hubo en su día contra Joaquín Caparrós y Juande Ramos en determinadas fases.

Además, dialogó sobre las posibilidades de renovar de Luis Fabiano, aspecto en el que se mostró optimista pese a la injerencia de GSI; de la promesa realizada por Poulsen de hablar de una posible renovación tras las vacaciones; de cómo discurre judicialmente el recurso de apelación presentado por Antena 3 contra la sentencia que ganó el Sevilla; de la opción de denunciar al jugador Ujfalusi por romper el preacuerdo al que llegó... Y de la tremenda y ambiciosa capacidad gestora que tenía Florentino Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios