Atletismo | Campeonato de España

Kevin López es el rey del 1.500

  • El loreño se impuso del principio al final en una de las finales más esperadas de los campeonatos nacionales

  • Es su segundo título consecutivo en el 'milqui' tras ser 11 veces campeón en 800 metros

  • Esther Guerrero hizo doblete en 800 y 1.500 mientras Carro no pudo imitarla con el 5.000

Kevin López entra en la meta en primera posición en el 1.500.

Kevin López entra en la meta en primera posición en el 1.500. / Kiko Huesca

El sevillano Kevin López se confirmó como el rey del 1.500 en los Campeonatos de España, en los que ofreció una exhibición de fuerza y valentía para dominar con superioridad abrumadora la prueba. En una carrera que empezó al ritmo lento marcado por Saúl Ordóñez (1:05.53 el 400, 2:09.21 el 800), el sevillano tomó la punta a 600 de meta y en la recta final, cuando sus rivales confiaban en su hundimiento, aún sacó mayor ventaja, hasta ganar con 3:44.48. El granadino Ignacio Fontes, llegando de atrás, arrebató el segundo puesto, con 3:44.96, al burgalés Jesús Gómez (3:45.15) y Ordóñez terminó quinto.

Fue una verdadera demostración de un atleta que comenzó dominando el 800 y que tras pasarse a la distancia más larga aún sigue sacando muchos frutos de su poderoso final. El 1.500, además, era una de las pruebas más esperadas de estos campeonatos, ya que el nivel general de los atletas españoles después de la pandemia ha sido bastante alto. Pese a todo ello, el mando fue para Kevin López.

Kevin López, once veces campeón de España de 800 metros, ya fue campeón el pasado año en los 99 campeonatos nacionales. Ahí obtuvo su primer título de 1.500 con un ataque a 250 metros de meta al que sólo de lejos pudieron responder Jesús Gómez y Llorenç Sales. El sevillano venció con una marca de 3.42,20, mejor que la de este año, seguido de Gómez -medallista de bronce europeo en pista cubierta este año-, que hizo 3.42,68.

Kevin López, eufórico tras su triunfo. Kevin López, eufórico tras su triunfo.

Kevin López, eufórico tras su triunfo. / Kiko Huesca / Efe

La barcelonesa Esther Guerrero, mientras, consiguió en la pista de Vallehermoso, con sólo 10 minutos de intervalo, el primer doblete 800-1.500 en unos campeonatos de España desde hace 44 años, en una jornada que también truncó el reto de Fernando Carro, campeón de obstáculos el sábado, que sucumbió ante los jóvenes Abdessamad Oukhelfen y Ouassim Oumaiz en el 5.000.

Los Campeonatos de España, que cumplían 100 años con un formato multisede (Vallehermoso, Moratalaz, Alcobendas y Getafe) por exigencias del protocolo sanitario por la pandemia, proclamaron como reina a Esther Guerrero, la única, entre el medio millar de atletas contendientes, que regresa a casa con dos medallas de oro. Sus marcas de la temporada (2:00.56 en 800 y 4:03.13 en 1.500) anticipaban la gesta de la barcelonesa, que primero, con la ley del mínimo esfuerzo, vigilando por el rabillo del ojo a sus rivales, ganó los 800 en 2:06.23 –su cuarto título al aire libre– y, sin apenas tiempo para respirar, revalidó el de 1.500, en desigual mano a mano con Solange Pereira, con un registro de 4:23.47.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios