Liga Santander | La crisis del Real Madrid

Un problema muy Real

  • El Real Madrid firma sus peores números en la jornada decimoctava en el siglo XXI

  • Ni el cambio de entrenador ha revertido la mala dinámica

Santiago Solari, durante el partido ante la Real. Santiago Solari, durante el partido ante la Real.

Santiago Solari, durante el partido ante la Real. / Kiko Huesca / Efe

Ni el título en el Mundial de Clubes ha servido para cambiar la dinámica del Real Madrid en la Liga Santander. El comienzo de 2019 ha dejado a los blancos con los mismos problemas que habían exhibido anteriormente y ni la apuesta de Santiago Solari por Vinicius, el mejor ante la Real Sociedad, llevó a la victoria al Madrid, que firmó así el peor arranque en el siglo XXI.

Desde la temporada 2005-06, cuando sumaba los mismos 30 puntos que en la actual, no se encontraba el equipo madridista fuera de la zona de Liga de Campeones en la decimoctava jornada del campeonato. La escasa eficacia goleadora, con únicamente 26 dianas en 18 partidos de Liga, el peor registro desde el ejercicio 93-94, han colocado al Real Madrid en la quinta posición, a diez puntos del líder Barcelona cuando todavía no ha finalizado la primera vuelta.

Los datos Los datos

Los datos / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Un rendimiento en caída

Fragilidad defensiva, escasa capacidad de recuperación en la medular, falta de remate en la vanguardia, errores individuales... El repertorio de argumentos para explicar el problema madridista es amplio y se focaliza más allá del entrenador, donde el cambio de Julen Lopetegui por Santiago Solari apenas ha tenido el efecto deseado.

El declive madridista no sólo responde a este año, sino que el pasado, con Zinedine Zidane, también se despidió del campeonato con mucho tiempo de antelación, aunque la posterior conquista de la Liga de Campeones escondió esos defectos que se atisbaron en la plantilla. De hecho, el entrenador francés acabó renunciando al banquillo tras conquistar el torneo continental, en lo que debió ser un aviso para los que configuran la plantilla, que incluso la devaluaron más con la venta de Cristiano Ronaldo a la Juventus y la escasa inversión estival en fichajes. Además, Gareth Bale tampoco ha asumido un rol protagonista, entre las lesiones y esa apatía que muestra a menudo sobre el césped, y tampoco Marco Asensio o Isco han dado ese paso adelante para ocupar el sitio que dejó vacío la estrella portuguesa.

Florentino mira al futuro

La sensación que desprende el Real Madrid es que su presidente, tras las conquistas europeas que le otorgan crédito, ha iniciado una renovación de la plantilla, lo que ha generado una desazón en pesos pesados como Marcelo, Kroos o Modric, quien incluso planteó su salida durante el verano.Durante la presentación de Brahim Díaz, Florentino pidió paciencia para afrontar un momento difícil, pero la dinámica de resultados y las sensaciones que transmite el equipo blanco obligan a una intervención más profunda para, al menos, salvar la temporada en la Liga con la clasificación para la Champions.Cuestión distinta llegará en la Copa del Rey, competición en la que el año pasado cayó ante el Leganés, y en Europa, donde el Ajax lo espera en octavos de final.

Y el Barcelona, a por todo

Campeón de invierno a falta de una jornada para el final de la primera vuelta, el conjunto azulgrana ha superado sus momentos de dificultad y ahora vuelve a ofrecer una imagen consistente. La labor de Ernesto Valverde incluso ha permitido recuperar al díscolo Dembele, lo que, sumado a la capacidad goleadora de Messi y Luis Suárez, ha vuelto a disparar a los azulgrana en la clasificación, pues vuelven a ser aspirantes al título en todas las competiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios